Tipos De Alubias De Tolosa

Para enseñar las alubias de Tolosa, se sirven unos cuantos cazos de alubias en un plato hondo y se decoran con unas piparras. Acompañamos las alubias con los sacramentos en una fuente y con otras cuantas piparras plus. Los sacramentos se tienen la posibilidad de comer adjuntado con las alubias o al final, eso queda a gusto del comensal. La forma de comerlas es como gustéis, una cucharada de alubias, unos cuantos piparras, algo de verdura, algo de carne… Unas buenas alubias negras de Tolosa tienen que ser cultivadas en el País Vasco, aunque hoy en día se encuentra este tipo de alubia en muchas enormes superficies (si bien ciertas no se cultivan en el País Vasco). La mejor alubia de Tolosa se cultiva en el País Vasco, en unas condiciones climatológicas y de altitud propicias para el cultivo de esta clase de alubia.

Cuando las alubias lleven 2 horas y media cocinándose, se pone otro cazo al fuego con los sacramentos, o sea, 2 chorizos frescos, 2 morcillas y 1 trozo de tocino. Pero vamos, que unos tropezones de chorizo, morcilla y papada de cerdo, le van estupendamente. La alubia de Tolosa se siembra todavía a mano con una pistola de siembra, para lo cual la semilla utilizada es la alubia de cosechas de años anteriores. Xabier nos ha recalcado la relevancia de conservar una aceptable alubia, en tanto que la semilla de alubia de calidad aportará una planta de alubia de calidad.

Arranca Un Ardoaraba Pasado Por Agua

La alubia se recoge a inicios de otoño, y es entonces cuando podremos encontrarla en la Feria de Tolosa y en otros shoppings; pero para lograr recoger la cosecha a tiempo hay que sembrarla a finales de mayo o durante el mes de junio. Síguenos en Flipboard para conocer nuevas recetas, actualidad sobre nutrición y gastronomía y nuestras revistas llenas de ideas y recetas para todos. Las alubiadas son siempre y en todo momento una fiesta entre las cuadrillas vascas y las disputas a conocer quién las prepara mejor o quién come mucho más sirven de escusa para reunirse en sociedades gastronómicas, txokos o restaurantes en torno a una enorme olla. Si la temporada de alubia de Tolosa le coge lejos de la tierra, la Asociación de Productores (alubiasdetolosa.com) las vende en línea, aunque aún no ha comenzado la venta de las del año vigente (la cosecha terminó en octubre).

Cada cierto tiempo, sujetamos las asas de la cazuela y ofrecemos unos meneos como en el momento en que se mueve un arroz en la paella, virando unos cuantos vueltas, sin meter ningún instrumento en la cazuela puesto que la piel de estas alubias es muy fina. Añadir mucho más verduras -pimiento, zanahoria, cebolla- para engordar el caldo, no es requisito, en tanto que una extendida cocción tranquila, es suficiente para ir espesando el caldo de las alubias de Tolosa de forma natural. La alubia Tolosana Negra es una alubia negra refulgente, de forma ovalada, prácticamente esférica, de grano muy lleno y tamaño mediano.

Recetas de inviernoRecetas con chorizoRecetas con AOVERecetas con cebollaRecetas con morcillaRecetas con tocinoRecetas de cuchara María Ángeles Fernández Viajera gastronómica y periodista intrépida. Mi pluma y mi cámara son 2 herramientas imprescindibles en mi día a día. Con ellas cocino recetas y viajo con cada una de ellas alrededor del planeta. La comida entra por los ojos y yo mediante mi objetivo me como todo cuanto veo. Autocrítica e inconformista busco nuevos desafíos de forma continua.

A mi me gusta añadir también un óptimo trozo de papada de cerdo. En este momento a cocinarlas, las depositamos en una olla con tapa, las cubrimos de agua , sin sal y a fuego fuerte. En el momento en que hiervan espumar, asustar con un vaso de agua fría y echar el aceite, el aceite las resguarda.

\’hika\’ Y Las Alubias Tolosarras

Estas que veis las adquirimos en los supermercadosMontepinosa 7,95€ el medio kilo, si bien sino vivís en Madrid podéis acceder a ellas en la web de ventas en línea de la asociación. Receta de alubias de Tolosa con berza salteada, un plato típico de la cocina vasca propuesto por Karlos Arguiñano y preparado con morcilla, pimiento y puerro. Otra de las razones de esta reputación está directamente relacionada con el trabajo de los productores, totalmente artesanal en todo el proceso productivo. Al tratarse de una planta trepadora, la planta de alubia no posee la rigidez bastante para crecer y subir por sí misma y precisa de alguna planta de maíz u otro soporte para crecer. Hay decenas de formas de elaborar las alubias y cada uno de ellos escoge la receta a proseguir según sus deseos. Sin embargo, en la situacion de la Alubia de Tolosa, merced al comprender de los productores y chefs de la zona, hay unas pautas que prácticamente se han convertido en \’normas inquebrantables\’.

Para hacer las alubias de Tolosa se puede emplear cualquier género de cazuela, incluso cocinarlas en cazuela exprés. Es este caso se usa una cazuela de hierro derretido lo que facilita la cocción a fuego bajo, una vez consigue la temperatura óptima de cocinado al calentarla. El hierro colado mantiene el calor a lo largo de un buen tiempo y lo mantiene mientras se cocina.

Alubias De Tolosa Con Sus Sacramentos

Va a ser un instante acertado de echar la sal, hay gente que la echa al final, creemos que de este modo no se distribuye bien. La sal endurece las legumbres al principio de la cocción, conque es recomendable agregarla al final. Xabier nos ha contado que para que germine la planta en el momento en que se siembra la alubia es imprescindible que la tierra esté tibia y que de ahí que se cultiva cerca de junio, en tanto que la tierra ahora tiende a estar lo suficientemente caliente. La iniciativa de Azoka Lagunak comenzó en época de las alubias, y ya han llegado los días de su replantación.

Productos Relacionados

Son tan finas y tan frescas que estas alubias no necesitan estar a remojo la víspera como otras legumbres. Ponemos en una cazuela amplia y extensa el kilo de alubias de Tolosa y cubrimos con cinco litros de agua del grifo. La Asociación de Productores de Alubia de Tolosa sitúa la introducción del cultivo de la alubia en el País Vasco en torno al siglo XVI, asociado a otro producto americano, el maíz. Con todo, el máximo esplendor llegó entre los siglos XVIII y XIX, debido a dos componentes fundamentales. El segundo aspecto fue la importancia del mercado semanal de Tolosa desde temporada medieval, debida a la ubicación estratégica de la villa, paso natural hacia Francia para castellanos, navarros y aragoneses. En una olla aparte, pondremos a cocer en la cazuela a presión las carnes o sacramentos con agua y sal.

Esneki, La Primera Feria De Quesos Y Productos Lácteos Que Se Celebrará En Tolosa

El día de hoy estuvimos con Xabier Goikoetxea, de la Asociación de la Alubia de Tolosa, en la huerta que tienen en el vecindario de Montesku de Tolosa, para poder ver de qué forma han crecido las plantas de alubia que sembraron hace dos semanas. Guardar la alubia de Tolosa al peso en lugar fresco, seco y obscuro. Tamaño comprendido entre 1 cm y 1,5 cm de longitud y cuyo peso para cien semillas se encuentra comprendido entre 50 y 65 gramos.

Dejar cocer tapadas unas2 horas al fuego mínimo, si bien estos momentos van a depender de la edad de la alubia. Acto seguido, se cubren con agua del grifo fría, de forma que el agua las cubra unos 4 dedos por arriba, ya que medran y a lo largo del cocinado también se evapora agua. Se ponen a cocer a fuego vivo y en el momento en que empiezan a hervir se baja el fuego a bajo, que hierva de a poco, suavemente. Se dejan cocinar unas 3 horas y media tapadas, pero dejando una migaja abierto. Se menea la cazuela ocasionalmente, no se remueven para que no se rompan. Se prueban a ver si están cocinadas y se corrigen de sal.