Tiempo De Cocción De La Alcachofa

Tras unos 15 o 20 minutos de cocción (lo mejor es ir pinchándolas para comprobar su punto) estarán listas. Esta resulta una manera comodísima de cocinar las alcachofas cuando las queremos usar cocidas. En un caso así, continuamos a pelarlas y, como ya os tenemos aspecto, las colocamos en un plato y las cocemos a potencia máxima durante ocho minutos, repitiendo en tandas de 30 segundos auxiliares si fuera necesario. Para limpiar las alcachofas y pelarlas de forma fácil, consiguiendo la parte mucho más tierna o el corazón, que luego usaremos en las diferentes recetas, en el caso de hacerlo partiendo de alcachofas en crudo, el desarrollo es bien simple.

tiempo de cocción de la alcachofa

Para una mayor efectividad, es recomendable frotar las alcachofas de forma directa con el limón partido. También puedes comenzar de cero y deleitarte con todo tipo de recetas con las alcachofas congeladas de Findus. Si quieres darle un toque diferente a tus comidas, elige el modo perfecto para cocer alcachofas que mejor se ajuste a tu plato y atrévete a probar novedosas combinaciones.

Cómo Cocer Alcachofas

Por ello, en unComo queremos explicarte punto por punto cómo cocer alcachofas. En el momento en que las contamos límpias las vamos a poner en la olla que ha de ser extensa. Antes de añadirlas, el agua debe estar hirviendo y hemos puesto la cucharada de sal, en ese punto vertemos las alcachofas y sin nada más que hacer esperamos que se vayan cociendo. El tiempo va a depender del género de alcachofa y de la altura de la temporada de recolección. A principio de temporada, las alcachofas son más tiernas y tardan menos en cocerse.

Las alcachofas son económicas y vale la pena retirar muchas hojas para conseguir un corazón tierno y jugoso. Comunmente, tras sacar una buena cantidad de hojas, notaremos que el interior de la alcachofa tiene otro color, más amarillento y menos verdoso. Es buena opción alternativa si vamos a encender el horno para otros menesteres, y obtendremos una alcachofa con un sabor más concentrado y una textura algo mucho más crocante.

Resumen Simple De Preparación

Según avanza la temporada las alcachofas se van volviendo mucho más duras y necesitarán mucho más tiempo de cocción. En todo caso, la forma de saber como va la cosa es coger una alcachofa y pincharla con un tenedor en la parte de arriba donde están unidas las hojas. Tienes que tomar en consideración que la enorme mayoría de las veces, se van a cocinar mucho más tiempo, debes sacarlas un poco duras de la cocción… Según vayamos limpiando alcachofas, es conveniente poner los corazones en un bol con agua, al que agregaremos unas ramitas de perejil para evitar la oxidación de las alcachofas, -para que no se pongan negras-.

Es esencial que todos los vegetales queden cubiertos de agua, por lo que necesitaras una olla suficientemente grande; también, también puedes colocar encima algún utensilio que lleve a cabo presión para evitar que salgan del agua, como un plato o el cesto de cocer al vapor. Con los dos métodos tendremos unos corazones de alcachofa idóneos que vamos a poder congelar, preservarlos en aceite, o usarlos en otras recetas como ensaladas o para dar el toque final a un arroz. Hablando de arroces, los caldos resultantes de cocer esta hortaliza son magníficos para los arroces, ya que les dejan un gusto increíble. Así pues, si deseamos cocinar las alcachofas ya limpias sin que se pongan feas ni queden ácidas, una forma muy eficaz de llevarlo a cabo es ir sumergiéndolas en un bol con agua fría y un óptimo manojo de perejil. Durante la cocción, tanto si es un breve escaldado antes de la congelación tal y como si se marchan a cocer por completo para consumirlas, dejaremos alguna ramita de perejil fresco en el agua. Una vez cocidas, las sacamos del horno microondas, vamos a tener el corazón de alcachofa listo para comer en el instante, perfecto para congelar o para usar en otras recetas en las que queramos usar este ingrediente tras su cocción.

Una vez cocinada, la alcahofa se vuelve muy tierna y jugosa por dentro, exponiendo mucho más de manera fácil las hojas duras que sobran y que van sin solamente resistencia. Rellena las alcachofas con unos cuantos cucharaditas de este aderezo. A medida que vamos limpiando las alcachofas y realizando cortes sobre ellas, en el instante empieza el desarrollo de oxidación, por lo que es demasiado esencial sumergirlas en el bol con la mezcla de agua y jugo de limón.

¿como Cocer Alcachofas?

Impide, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los títulos insultantes de cualquier clase, sean dirigidos al creador de la página o a algún otro comentarista. Andas en tu perfecto derecho de comentar de forma anónima, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a la gente cosas que no les afirmarías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente interesante en el que la gente logren comentar sin miedo a sentirse insultados o descalificados. No comentes de forma repetitiva sobre un mismo tema, y bastante menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas van a ser eliminados.

Nueve Recetas Fáciles Con Alcachofas Para Explotar Que Están En Temporada

Si quieres leer mucho más artículos parecidos a De qué forma cocer alcachofas, te aconsejamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida. Cabe destacar que el agua resultante de la cocción de las alcachofas es muy ventajosa como antídoto natural contra afecciones como el ácido úrico o para tratar la retención de líquidos, por el hecho de ser diurética. Por lo que si padeces algún problema de este tipo, te aconsejamos que no la deseches y te la tomes como si de una infusión se tratara. Tapa la fuente con papel film y métela en el microondas a alta potencia. El tiempo de cocción de las alcachofas variará de 8 a 10 minutos. Después de lavar las alcachofas, te recomendamos cortarlas por la mitad para hacer más simple su cocción.

Hay que sacar bastantes hojas, para eludir las partes más fibrosas hasta llegar a la región mucho más tierna. Para revisar el punto basta con pincharlas con un cuchillo afilado y fino o una brocheta, en el centro. Si entra y sale con mucha sencillez, ahora estarán bien cocidas y listas para consumir; caso de que deseamos finalizar de cocinarlas en otra preparación, como un guiso, sopa o tortilla, podemos sacarlas un poco antes.

Un mordisco exquisito que tenemos la posibilidad de aderezar de múltiples formas y formas, mi receta favorita es la de alcachofas rebozadas con foie fresco, una receta que se me ocurrió un óptimo día para permitir un maridaje aceptable con los vinos de La Rioja. Hay que explicar que la alcachofa y el vino no se llevan muy bien y que al agregarle el foie, logré que su grasa nos impregnara el interior de la boca con lo que el maridaje del vino pasó a ser un exitación. Hoy vamos a elaborar unas exquisitas alcachofas cocidas de una forma realmente simple.