Quiche De Calabacín Y Queso De Cabra

Repartir el queso de cabra por la superfície. Poner la masa quebrada en el molde apto para el horno. Precalentar el horno a 200 grados unos minutos antes de ingresar el quiche. Más que nada, si te pierdes por el queso de cabra, te va a encantar.

También tienes esta quiche de zanahoria que queda excelente cuando la haces incluyendo las hojas. Si te agradan los sabores intensos, prueba a substituir todo o parte del queso de cabra por un cabrales, un gorgonzola italiano o un roquefort. Si, por el contrario, en casa no sois muy fanaticos del queso, usa un queso crema.

Elementos Para Realizar La Quiche De Calabacín Y Queso De Cabra Proporciones Para 6 Personas

Mi filosofía en la cocina es conseguir la receta perfecta para cada ocasión usando, siempre que sea posible, modelos naturales, frescos y de temporada. Cocinar no es bien difícil si sabes de qué forma. En el momento en que falten cinco minutos para que concluya el horno tostamos tenuemente los piñones en una sartén y los echamos por encima de la quiché. Servimos espolvoreada de tomillo fresco picado.

Viértelo sobre la base de masa quebrada, que tenías reservada. Pone por encima el resto de queso cortado en pedacitos y espolvorea con algo de queso para gratinar. Por otra parte, bate los huevos con asistencia de unas varillas y agrégales la nata y medio queso de cabra desmenuzado. Después, pincha la base con un tenedor y cúbrela con un peso. Esto se hace para que la masa no suba por el centro, pues si lo hace quedaría inservible para la quiche.

Quiche De Calabacín Y Queso De Cabra

Reservar en el frigorífico por lo menos 30 minutos. Vierte la preparación anterior en el molde, agrega las rodajas de queso de cabra y concluye poniendo las rodajas de calabacín reservadas. Puedes trocear algo de queso y también ponerlo por arriba.

Verterla mezcla en la tarta y repartir el queso desmenuzado. Cocer la tarta en el horno durante diez minutos; retirar el papel y cocerla 5 minutos mucho más. En el momento en que la masa ahora ha reposado, se extiende en la encimera rebozada de harina a fin de que no se pegue. Llevar a cabo un círculo lo suficientemente grande para que puedas cubrir tu molde.

Sazonamos al gusto y pochamos a fuego medio unos 10 minutos. Empezaremos mejorando las verduras. Para ello limpiamos y secamos el calabacín y lo cortamos.

¿te Ha Dado Gusto?

En este momento, ¡Manda una foto del plato terminado! A Cristina💁🏻‍♀️ le encantará ver de qué manera quedó. Este ubicación utiliza Akismet para reducir el spam.

Cuando esté lista, sácala del horno, déjala templar. En el momento en que por el momento no queme, desmóldala y diviértete con una muy, muy rica quiche de calabacín y queso de cabra casera. Una vez lista la masa, con cuidado la sacamos del horno, distribuimos el calabacín con puerrro, repartirmos el queso cabra a pellizcos y la mezcla de quesos.

Vertemos la batida de nata y huevos. Y en este momento cubrimos con las rodajas de calabacin y queso. Permíteme un comentario aquí mucho más abajo y dime qué te ha parecido.

Cocer 10 min con horno precalentado a 180ºC. Comenzaremos precalentando el horno a 180 grados con calor arriba y abajo. Seguidamente lavamos el calabacín y lo cortamos en rodajas finas, en una sartén con ámbas cucharadas de aceite lo salteamos durante diez minutos. El sobrante se corta con un cuchillo. Con las yemas de los dedos apretar los lados para marcar las ondas del molde.