Potaje De Garbanzos Con Acelgas Y Bacalao

Como es un paso largo, los garbanzos se pueden cocinar unos cuantos días antes de la elaboración del potaje de vigilia y preservar en el frigorífico. Y ponemos a cocer otra vez 30 minutos a fuego bajo a fin de que los elementos saquen sus sabores. Son platos como las torrijas, la leche frita o el potaje de vigilia. Una preparación que cuenta entre sus elementos con el bacalao, tan típico de este tiempo y que se utiliza para substituir las carnes que no se podían comer en viernes.

Para terminar, si eres seguidor de losplatos de cuchara, te invito a ofrecer tu voto de seguridad al blog con un «me gusta» y compartir en redes sociales este riquísimopotaje de garbanzos con bacalao y acelgas. Para elhuevo cocido, se pone a cocer en agua hirviendo 10 minutos y se enfría rápidamente para parar la cocción. Para más información, puedes consultar mi producto sobrecómo cocer huevos. Para preparar este potaje degarbanzos con bacalao y acelgastenemos que tener los garbanzos cocidos y el bacalao ya desalado. Aunque las dos cosas las venden ya listas para emplear, en la sección de consejos hallarás asimismo cómo hacerlas en el hogar.

La verdura la puedes machacar y echarla al potaje. Una vez frito el tomate agregar a la cazuela con los garbanzos y las acelgas , añadir el bacalao cortado en pequeños trozos y poner a punto de sal. Si quedara muy espeso añadir un tanto del caldo de la cocción que teníamos guardado. Dejar cocer, a fuego lento, unos 5-diez minutos. En una desprendida cantidad de aceite, a fuego retardado sofreír los ajos. Apartar y freír levemente el pan y machacar juntos en el mortero, al lado de una cucharada de cominos y una cucharadita de pimentón dulce, así como dos medidas de cuchara del aceite frito.

Tortilla De Espinacas Con Pasas Y Piñones

Los garbanzos son diuréticos, hacen más fácil el tránsito intestinal, son ricos en proteí­nas y nos aportan ácidos grasos esenciales como el linoleico, llamado generalmente Omega-6. Esta legumbre ha formado siempre una parte de la dieta mediterránea, sabiamente acompañados de pasta, arroz, verduras o carne. La mayor parte de nuestras recetas son fáciles, aunque las clasificadas con dificultad “media” o “difícil” son un poco más rigurosos. ¿Sueles elaborar este guiso para las datas de Cuaresma y Semana Santa?

potaje de garbanzos con acelgas y bacalao

En el hogar, además de esto, nos encantan en el Couscous y en el Hummus, de los que es parte principal. Quisiera que te animes a dejarla lista. Ahora ves que es una receta muy simple y la puedes tener lista en un momento.

¿Quieres Saber De Qué Manera Llevar A Cabo Potaje De Garbanzos Con Bacalao Y Acelgas?

Cuéntamelo abajo en comentarios. Comunmente a las legumbres cocidas se les añade un sofrito y el resultado es un plato con bastante caldo. En este momento, ¡Manda una fotografía del plato terminado!

potaje de garbanzos con acelgas y bacalao

Esta receta integra el tradicional potaje de garbanzos y acelgas con el toque delicioso del bacalao. Es un plato perfecto para un día que tengas tiempo y ganas de cocinar un plato muy completo. Abrir la cazuela y poner el bacalao desalado encima.

Recetario

Marçal Serra es un estudiante del Grado Superior de Dietética i Nutrición Deportiva. Desde hace unos años esta inmerso en el mundo de la nutrición, en especial en su vertiente deportiva puesto que le chifla optimizar la nutrición para conseguir el máximo desempeño en el deporte. Además, asimismo es un con pasión del deporte y le encanta gozar y también inculcar la importancia de continuar un estilo de vida activo. Cuando se hayan pochado bien, entre cinco y diez minutos, verter este sofrito en el vaso de la batidora. Añadir un poco de agua y triturarlo todo.

Removemos y aguardamos a que se evapore el alcohol. Añadimos un poco de caldo o agua hirviendo y dejamos a fuego medio durante unos 15 minutos. En exactamente la misma sartén donde hicimos las acelgas, la ponemos de nuevo al fuego y echamos los trozos de bacalao desalado para saltearlos durante 1 minuto. El potaje de garbanzos con acelgas y bacalao es un plato clásico que en Andalucía lo asociamos a las recetas de Cuaresma o Semana Santa, aunque en casa lo hacemos a lo largo de todo el año. Cuando haya pasado los 30 minutos echamos el bacalao desalado y le dejamos cocer otros 15 min. Para nosotros la sal está justa con el bacalao ya que al desalarlo 2/3 horas está muy sabroso aún, pero cada uno que le eche al gusto.

> Guisos Y Cazuelas

Paracocer los garbanzos, ponlos en remojo de 12 a 24 h con una migaja de bicarbonato. Echar los garbanzos a cocer en agua hirviendo con cebolla, puerro, nabo, zanahoria y laurel. Dejar que cueza 10 minutos a fuego fuerte y luego de 1 h 30 a 2 h a fuego bajo. Tardará la mitad en cazuela exprés.

Cocer unos diez minutos a fuego medio y rectificar en el final de sal, si fuera necesario. En este momento no va a ser preciso cerrar la olla pero sí­ poner particular cuidado al ser útil el bacalao, puesto que se rompe con mucha facilidad. Poner en Olla exprés los garbanzos con la acelgas lavadas y cortadas en trozos. Cuando rompa el hervor, dejar cocer unos minutos. Tras ello chorrear el grupo, reservando un tanto del caldo por si es necesario. En el blog encontrarás varios máspotajes de garbanzos.

Cuando ahora pasaron los 20 minutos y tengamos la posibilidad abrir la olla a presión, verificamos que los garbanzos están tiernos y sacamos los aliños . Guisar hasta que la patata esté tierna. Si es necesario se puede añadir agua hasta cubrir. Una vez han perdido una parte del agua poner el bacalao y finalmente los garbanzos. Poner un chorro de aceite en una cazuela extensa, pasar por harina los trozos de bacalao y freír en ese aceite, en el momento en que estén sacar y reservar.