Patatas Revueltas Con Huevo Y Jamon

Las patatas se tienen que cocinar a fuego moderado a fin de que no queden bastante crocantes y puedan absorber parte de la yema de huevo. Los huevos y el jamón son alimentos muy comunes y consumidos por bastante gente, pero ¿sabías que tienen un sinnúmero de calorías? Los huevos con jamón son altos en calorías, y si consumes 3 huevos con jamón en un día, vas a estar ingiriendo cerca de 900 calorías. Es importante nombrar que este alimento no es el mucho más saludable, ya que los huevos son altos en colesterol y el jamón puede ser alto en sodio. Si consumes este alimento regularmente, es importante que lo hagas en moderation y que equilibres el resto de tu dieta con alimentos más saludables.

Servimos recién hecho espolvoreado con cebollino o perejil picado. Pela las patatas y córtalas en rodajas finas. Sazónalas y colócalas a freír en una sartén con aceite. Rompe la yema de los huevos con un cuchillo. Salón, espolvorea con pimentón y un poco de cebollino picado, y sirve instantaneamente. Fríe los huevos en la misma sartén de las patatas.

De Qué Manera Llevar A Cabo Huevos Rotos Con Jamón

Salvo eso estoy super contenta. Me han salido super bien y he conseguido entrar en Masterchef. Ponemos las patatas en el plato o fuente donde los hayamos ido a ser útil. En el momento en que hayamos hecho el revuelto, debemos sacarlo rápido de la sartén, a fin de que el huevo no se siga cociendo. Los ponemos sobre el jamón, encima un poco de sal. En este momento, ¡Manda una foto del plato terminado!

Este paso nos lo podemos ahorrar utilizando para esta receta patatas de paquete, bien en versión chips o patatas ‘paja’ como en la fotografía. Pelamos la patata y la cortamos al gusto, en daditos para tortilla, o en tiritas finas para hacer patatas paja. Las freímos en aceite ardiente. En el momento en que las patatas estén a medio freír, añádelos y fríe a fuego suave.

patatas revueltas con huevo y jamon

En el momento en que las patatas y demás estén hechas, les agregamos el jamón y le cascamos los huevos encima, les rompemos la yema, dejamos que la clara se cuaje y sacamos bien escurrido el grupo. En una sartén extensa o cazuela ponemos el aceite, aceite de oliva virgen o virgen extra, y para freír mejor de la pluralidad picual. Este revuelto de patatas, jamón y queso, se puede preparar con chips de bulto o patatas ‘paja’, como en la foto, y lo tienes en un minuto. En esta ocasión, hemos optado sencillamente por recortar los huevos sin entremezclarlos para que el plato quede más vistoso.

El Solomillo Wellington Será Tu Plato Estrella Esta Navidad Con Esta Asombroso Receta Individual

Cocemos las patatas en agua con sal. Cuando estén blandas las sacamos, refrescamos y pelamos. Las salteamos con pimienta y sal. Salteamos las setas en una sartén con aceite de oliva y un ajo picado, condimentamos y reservamos. Finalmente lo adornamos con el romero o tomillo fresco. Sirve las patatas en el fondo de los platos, coloca encima los pimientos, unos cuantos lonchas de jamón y un par de huevos fritos.

En este caso, lo mostramos con jamón curado. Las patatas son un alimento necesario en la dieta, según nuevos análisis es aconsejable consumirlas prácticamente a diario si bien suene exagerado. La cuestión es que deben ser parte de nuestra dieta y, si como en este caso van acompañadas con pimientos, alcachofas, etcétera. bastante superior. Ya que nada, a gozar de ellas. Después de dar un par de vueltas, a medio cuajar el revuelto, agregamos las patatas, ofrecemos unas vueltas y retiramos al momento.

Más Recetas Del Autor/a

A continuación os enseñamos la receta de los huevos rotos o estrellados, con todos nuestros trucos a fin de que os hagan la ola. Batimos los huevos con sal y pimienta y añadimos el queso cortado en taquitos. Ponemos los huevos con el queso en la sartén y empezamos a cuajar el revuelto. Casca los huevos sobre la sartén, rómpelos y cocina hasta el momento en que se cuaje el huevo.

Cuando esté todo hecho, quita el aceite de la sartén. Añade el jamón troceado y rehoga brevemente. Retíralas con asistencia de una espumadera y pásalas a un plato con papel de cocina para remover el exceso de aceite.

Coloca los pimientos sobre la placa de horno. Riégalos con un chorrito de aceite. Ásalos a 180 ºC a lo largo de minutos. Ponemos una parte del aceite que nos ha sobrado en una sartén y freímos los huevos al gusto. La primera cosa que hacemos es mondar las patatas, las cortamos en rodajas y las enjuagamos bien bajo el grifo del agua, escurrimos bien. Salteamos el jamón o el fiambre que hayas elegido cortado en taquitos en una sartén con un fondo de aceite de oliva.