Judias Verdes Con Patatas Y Huevo

Añadimos los taquitos de bacon y proseguimos cocinando con los ajos a fuego retardado hasta el momento en que los ajos empiecen a coger color. En ese instante añadimos las patatas y las judías cocidas, los huevos duros troceados y 2 o tres cucharadas del agua de cocción de las patatas. Combinamos bien, rehogamos en el transcurso de un par de minutos, rectificamos de sal si fuese necesario y le ofrecemos un toque de pimienta recién molida.

Una vez estén tiernas, retiramos a un recipiente y salpimentamos. Retiramos la sartén del fuego, dejamos enfriar unos minutos y echamos una generosa cucharada de pimentón (según tu gusto). Removemos de inmediato para que no se no queme el pimentón. En el momento en que el agua de las patatas comience a hervir, agregamos sal al gusto y bajamos el fuego para mantener el chup chup.

Judías Verdes, Patatas, Huevo Y Refrito

Tienen un alto contenido en agua (cerca del 90%) y prácticamente no tiene lípidos. Hablamos de un alimento de fácil digestión con un destacable aporte de fibra. Prepararemos el plato sirviendo las judías, las patatas y el huevo y le pondremos por arriba aceite y sal. Dejamos cocer unos quince minutos mucho más hasta que comprobemos que las patatas estén agradables. En el momento en que el ajo está ya dorado, añadimos las patatas y le ofrecemos unas vueltas.

judias verdes con patatas y huevo

Mezclamos todos los ingredientes hasta que se integren y los echamos en la bandeja donde hayamos ido a ser útil la ensalada. En el momento en que las patatas y las judías están cocidas , ponerlas en una fuente. Llevamos el grupo a fuego retardado y damos unas vueltas para que se mezclen bien los sabores. Ponemos una sartén al fuego con una cantidad generosa de aceite e incorporamos los ajos fileteados. En el momento que vemos que empiezan a coger color, retiramos los ajos y reservamos. ✔ En algo mucho más de media hora y empleando 12 ingredientes corrientes, se puede elaborar esta saludable,…

Vitaminas

Las cocemos durante 10 minutos, tanto si son frescas como congeladas, desde el instante en el que el agua comienza a hervir de nuevo. Una vez cocidas, las retiramos de la cazuela y las reservamos hasta su empleo. Se trata de una receta que admite muchas variantes y en la que puedes jugar con los elementos y proporciones a tu manera o en función de lo que tengas en el frigorífico. En vez de huevo duro, puedes servirlas con un huevo poché o frito a fin de que al romperlo la yema haga de salsa. Puedes poner mucho más patatas si un día tienes mucha apetito. Mientras que se van cociendo las patatas, en otro cazo vamos cociendo los huevos.

Yo le he añadido una medida pequeña de agua, tapamos y dejamos cocer unos 15 minutos. Al registrar su dirección de correo electrónico, usted reconoce haber leído y recibido la política de intimidad y las condiciones del portal. Me gusto bastante esta receta, es sencilla y lleva poco tiempo.

Las patatas asimismo está listas así que solo queda juntar todo. Si no te importa bastante la presentación, lo destacado es que vuelvas a poner las judías, las patatas y los huevos en la olla, pero ahora ya sin agua. Bueno, se supone que las judías ahora se han cocido por el hecho de que has sacado una de la olla, te la has comido y ya se encontraba tierna. Entonces las escurriste y pelaste los huevos, que de todos modos ya los habías sacado del agua antes de que las judías estuvieran cocidas.

Otras Recetas Interesantes

La huerta manda y las judías verdes están ahora en su mejor instante. En la actualidad podemos encontrar judías en el mercado durante todo el año, no obstante, os aconsejamos comer esta hortaliza de temporada. Búscalas en el mercado y mira que estén lisas y que al romperse crujan. Pelar, lavar y recortar las patatas en cubos pequeños, aproximadamente todos del mismo tamaño. ✔ Aquí encontrarás algunas recetas muy fáciles pero deliciosas, preparadas utilizando como base el … Cuando la carne esté ahora doradita, añades a la sartén medio cazo del agua en la que andas cociendo las judías.

En una sartén, ponemos a calentar a fuego bajo 2 cucharadas de aceite de oliva virgen plus, añadimos los ajos laminados y los cocinamos a fuego lento hasta que comiencen a dejar en libertad sus aromas. Use cortan las patatas cocidas al gusto, y se mezclan con las judías verdes, el huevo y los ajos fritos, sin olvidar el aceite de la sartén. Decoramos la ensalada de judías verdes y patata con 12 tomates cherry y los huevos cocidos troceados y refrigeramos por lo menos 1 hora para ser útil la ensalada bien fresquita.

Vamos con otra receta clásico, de simple ejecución, pero una receta donde todo es gusto. ✔ Muy ricas en proteínas, fibra, minerales y vitaminas, pero con una elaboración bastante sencilla y… Igual prefieres lavarlas antes de pelarlas, pero es mejor llevarlo a cabo del revés, de esta forma la tierra que logren tener va ―junto con las mondas― al cubo de los restos orgánicos y no al desagüe.