Hummus De Garbanzos Sin Tahini

En otro artículo de Periodista Digital hicimos crema de zanahoria, el día de hoy hummus sin tahini receta fácil. Colocamos en un envase y refrigeramos hasta la hora de comerlo (vas a ver que densa un poquito). Para servirlo, poner en un plato, hacerle unos surcos y echarle aceite de oliva y un poquito de pimentón (a mí me encanta con el pimentón de La Vera). Puedes ponerle asimismo perejil picado y sésamo negro. Para la elaboración del hummus de garbanzos, es importante tener en consideración una lista de ingredientes y de procedimientos que se deben llevar a cabo que nos permitirán obtener los desenlaces que deseamos.

En verdad me acabas de rememorar que tengo un tupper por el congelador olvidado jejeje. El hummus es un alimento rico en hidratos de carbono y asimismo en proteínas, hierro, hasta 6 gramos de fibra dietética por ración. El cultivo del garbanzo es clásico en zonas del Medio Oriente. Se cultivaron en zonas como Jericó, en el neolítico y también en Hacilar en Turquía, también en el Neolítico tardío (aproximadamente 3.500 a. C) en Tesalia, Kastana y Dimini. En la Edad del bronce (1700 – a 800 a d.C) los garbanzos ya eran conocidos en Grecia e Italia.

Cuando la mezcla esté lista, se sirve en un cuenco hondo y se acompaña con pan de pita. Ser útil en un cuenco y espolvorear al gusto con pimentón y unas gotas de aceite. Lo trituramos todo hasta tener una textura cremosa y despacio. Lo probamos y rectificamos la sal o alguna condimenta a nuestro gusto si fuera preciso.

De Qué Forma Hacer Hummus Sin Tahini O Tahina

Añadir el agua, el aceite, el ajo pelado, una migaja de sal y comino y las semillas de sésamo. Triturar muy bien hasta el momento en que quede una crema homogénea. Corregir la rigidez agregando un poco más de agua o aceite al gusto y si fuese necesario corregir de sal. La artesa sigue allí, y mi pasión por las masas y los fogones fué creciendo. Hoy cocino para mi familia, lo inmortalizo en fotografías, y lo escribo.

hummus de garbanzos sin tahini

Puedes saltarte este paso usando garbanzos ahora cocidos . Ocasionalmente yo los hago en la olla exprés, cuezo más de la cuenta a fin de que me valga para el hummus y para otras preparaciones, como el potaje de garbazos con pollo. Realizar hummus sin tahini es sin duda una alternativa exquisita para gozar de distintas formas y en multitud de ocasiones. Solo tienes que integrar todos los elementos precedentes en tu batidora y obtendrás tu especial Hummus de garbanzos, sano y muy nutritivo. Les acercamos una rápida receta que solo te llevará 10 minutos hacerla si tienes todos y cada uno de los elementos. El Hummus o puré de garbanzos podrás llevarlo contigo de picnic, a la playa o como especial entrante en tus almuerzos y cenas.

Crudités Para Mojar, Una Decisión Saludable Y Deliciosa

Pero no te preocupes si no lo tienes, podemos sustituirlo por semillas de sésamo de forma directa. Y si las tostamos previamente, el sabor aumentará. Y opcionalmente, podemos ponerle también un poquito de aceite de sésamo, a fin de que realce un poco. En los últimos tiempos se ha convertido en inclinación gastronómica hacer hummus sin tahini rosa.

Puedes llevarlo a cabo con el clásico pan pita tostado o el pan naan hindú cortado en tiras anchas. O recortar rebanadas de pan blanco, integral o de semillas para untar el hummus sin tahini sobre él a modo de paté vegetal capaz para veganos. Aun los crackers, las galletitas saladas o los panes secos suecos son una buena elección.

De Qué Manera Servir Y Con Qué Acompañarlo

Dependiendo del género de calabaza y de la cantidad que le pongamos, también le dará un color mucho más naranjito. Con la presencia de calabaza en este plato estamos seguros un buen aporte de antioxidantes y fibra, aparte de los todos los resultados positivos de los garbanzos. El día de hoy les muestro de qué manera llevar a cabo hummus sin tahini o tahina. El hummus pertence a las recetas más famosas de Oriente Medio.

Sabemos que los primeros recipientes que se emplearon para la cocción son del Neolítico, (7000 –3000 a. C). Así que es muy posible se elaboraran recetas de hummus ya en esta época. Sin embargo, las primeras recetas registradas en libros son del siglo XIII. Como el Kanz al-Fawa’id fi Tanwi ‘al-Mawa’id (cocina árabe medieval).

Esta tradicional mezcla de especias árabes está con sencillez en la actualidad en España y aporta un gusto único que transportará a tus convidados con cada mordisco. Si deseas preparar un aperitivo fácil, no te olvides del hummus o crema de garbanzos. Es ideal por el hecho de que lo puedes preparar por adelantado a la par que es una magnífica forma de comer legumbres. Si te gusta evaluar un hummus diferente, no te pierdas este hummus con calabaza asada, que además, está hechosin tahini. No obstante, aún sin usar esta pasta de sésamo, el hummus queda delicioso.

Tanto en su versión seca como los cocidos apenas tienen grasa, (5.8 g los secos y 1.9 g los cocidos). Los garbanzos secos aportan 46 g de hidratos de carbono, ¡pero en cambio los cocidos solo 12 g! La fibra alimentaria es superior en los secos,14 mg, los cocidos tiene menos, 5.4 mg. De qué forma realizar de forma fácil y rápida un exquisito hummus de garbanzos para compartir con nuestros amigos y familiares. Sea para mojar o para untar sobre ellos, cualquier género de pan se presta de maravilla a acompañar el hummus sin tahini.

Refrigeración Y Almacenaje Del Hummus De Garbanzos

Verter poco a poco en la picadora el caldo de los garbanzos. Abrir la tapa de la picadora, añadir algo de líquido, cerrar y desmenuza. Coloca un colador sobre un envase hondo, verter el bote de garbanzos, en el recipiente preservamos el líquido del bote que no va a ser muy útil en la receta.