Garbanzos De Bote Con Espinacas Y Huevo Duro

Justo antes de sacar la sartén del fuego agregaremos el pimentón y el comino, sofreímos y de manera rápida mojamos con un cazo de caldo de los garbanzos. En el momento en que los ajos comiencen a alterar de color los vamos a retirar y los meteremos en el vaso. Mientras que se cocina el sofrito vamos a poder ir realizando el majado. Una receta que aprendí gracias a mi madre, empleando acelgas en vez de espinacas, y que he decidido comunicar a fin de que la todos la puedan disfrutar. Ya iba siendo hora de poner otra receta de “cuchareo” a lo fácil, para hacer en esos días de frío invernal.

Justo antes de sacar la sartén del fuego agregaremos el pimentón y el comino, sofreímos y rápidamente mojamos con un cazo de caldo de los garbanzos. Programamos 20 minutos varoma vel. Cuchara y agregamos los garbanzos y las condimentas surtidas al gusto. Dejamos realizar sin el vaso para que se evaporen los líquidos.

Añade a una olla el tomate, un poca de agua y los garbanzos lavados. Pasados un par de minutos añadimos los ajos y seguimos rehogando. Añadimos las espinacas, la almendra majada y los garbanzos, removemos con la espátula y programamos 100ºC, capacidad de calor 5, agilidad 0 durante diez minutos. Tras saltear otro par de minutos, servimos el plato al momento, acompañado de unos cuartos de huevo duro. Aquí puedes observar nuestros trucos para llevar a cabo un huevo duro perfecto.

Recetas Call To Action Sidebar

Limpiamos, pelamos y cortamos al gusto todas las verduras. Ponemos los garbanzos en remojo con agua y sal la noche antes. En este momento, ¡Manda una foto del plato terminado! A Marina Segovia le encantará ver cómo quedó.

Si combinamos las características de las espinacas con la de las legumbres entonces nos queda un plato delicioso, nutritivo y muy saludable. Es un plato sencillísimo de elaborar. Sólo requerimos cocer los garbanzos y cocinarlos adjuntado con las espinacas y algo de cebolla y ajo. Al día después los colamos y los metemos en una olla con agua.

Garbanzos Con Espinacas

En una cazuela agregamos un chorro de aceite de oliva y dejamos calentar. Una vez el aceite esté ardiente agregamos los ajos picados y la cebolla cortada. Dejamos cocinar hasta el momento en que la cebolla comience a dorarse. Se añaden el majado que hemos preparado y algo más de agua si es necesario hasta casi cubrir las espinacas. Tras unos minutos, a media cocción de las espinacas, se le agregan los garbanzos cocidos . Probamos de sal y dejamos cocer todo junto hasta que las espinacas estén muy tiernas y bien fritas.

garbanzos de bote con espinacas y huevo duro

Si escoges puedes usar los garbanzos de bote que vienen cocidos y que puedes encontrar en cualquier autoservicio. Unas espinacas frescas, un buen jamón serrano y garbanzos cocidos en el hogar van a ser tus mejores socios. Los garbanzos salteados con espinacas y jamón son un plato económico y fácil de elaborar que tendremos listo en un momento. Además de esto, si lo queremos efectuar todavía más completo, vamos a poder agregarle un huevo frito o pochado por arriba. Una receta tradicional de lo mucho más económica, simple y humilde con la que gozar comiendo.

Sopa De Lentejas Y Verduras Con Especias

Sirve en una fuente amplia y espolvorea con algo de perejil picado. Añádelas a los garbanzos y cuece durante otros 2 minutos. Pela y corta los huevos cocidos en 4 partes y échalos a los garbanzos. Ahora sumergiremos las rebanadas de pan y las freiremos hasta que alcancen un color tostado. Una vez cocinadas las apartaremos adjuntado con los ajos.

En exactamente el mismo aceite freímos el pan y retiramos. Todo junto va a la batidora con los cominos en grano y la sal, con algo de agua para que se revuelva bien. Esta receta de espinacas con garbanzos es tradicional de la cocina andaluza.

No debe quedar líquido de cocción. El paso inicial es dejar los garbanzos en remojo toda la noche si elegimos por usar crudos. Al día siguiente los colamos y los metemos en una cazuela con agua.

Una vez revueltos todos los elementos y hayamos logrado una pasta homogénea, apartaremos la mezcla para emplearla en los siguientes pasos. Mientras se cocina el sofrito podremos ir realizando el majado. Ya iba siendo hora de poner otra receta de “cuchareo” a lo simple, para hacer en esos días de frío invernal. Pelamos los huevos y 4 los cortamos a rodajas. Llevada a cabo las espinacas, corrige de sal, deja que se ardiente bien todo, si vemos que le falta agua se le añade más. En algo de aceite ardiente en una sartén ponemos el ajo pelado y troceado y freímos hasta que dore.