Garbanzos Con Espinacas Y Chorizo

Podéis ver todas las fotografías del paso a paso de este potaje de garbanzos en este álbum. Picamos la cebolla y el ajo en trozos pequeñísimos a fin de que se vayan deshaciendo en la cocción. Al final casi no apreciaremos textura de ninguno de los ingredientes pero sí su gusto. Como el ajo a muchas personas no les agrada hallarlo en el plato podéis echarlo entero y retirarlo a mitad de la cocción. Agregamos el pimentón dulce, el comino en polvo, un poco de sal, removemos y dejamos cocinar por 1 minuto. Garbanzos en mantiene, así nos vamos a ahorrar bastante tiempo en la cocina y quedan del mismo modo exquisitos, si bien si contamos con tiempo suficiente, podemos cocinarlos en el hogar.

En invierno los lunes en mi casa es el día del potaje de garbanzos y espinacas esta muy, muy rico y cada vez que pienso que cuando era joven no me gustaba, que imbécil lo que me perdía. Que buena pinta tiene este potaje, me encantan los potajes y con estos fríos que mejor que un óptimo plato de cuchara calentito. Rehogar la cebolla bien picadita con el ajo en una cazuela grande en un poquito de aceite, espolvoreamos algo de sal y dejamos cocer a fuego medio. En mi recetario hay varias recetas publicadas de guisos con garbanzos, entre las más solicitadas están el Guiso de garbanzos y chorizos y no podía faltar el Guiso de garbanzos y bacalao.

Recetas Asequibles

Cubrimos el fondo de una sartén con Aceite Selección Cooperativa La Masía y freímos 3 dientes de ajos pelados y enteros y 2 rebanadas de pan. Retiramos y lo pasamos a un mortero, junto con 1 cdta. De vinagre, 2 cdas. De tomate frito y 1 cdta.da de pimentón dulce. Machacamos bien y reservamos.

Muy bueno este potaje pero en mi casa siempre se realizó con bacalao en vez de embutidos y queda realmente bueno. Tan solo hay que desalar el bacalao 24 h. Antes Les recomiendo que lo probéis.

Si Te Ha Gustado Esta Receta O Tienes Alguna Duda De De Qué Manera Hacerla Deja Un Comentario

Varoma, giro izda, vel. Este blog nació sin grandes pretensiones pero con mucha ilusión. Ir actualizándolo cada día con recetas simples e imágenes atractivas es para nosotras un reto que empezó, exactamente, como un juego.

Si bien con el tiempo se ha ido realizando más complicado, siempre hemos amado que todos podáis formar parte de él, jugando con nosotras. Sin estos clasicos potajes no seria lo mismo el invierno,ricos a mas no poder. Mientras lavamos bien los puerros, le retiramos la parte verde y las hojas que lo cubren que siempre son mucho más duras y están mucho más feas. Lavamos los puerros bien lavados bajo el grifo, los cortamos bien menudos y los agregamos a la olla adjuntado con la cebolla y los ajos.

Quita y escúrrelas sobre un plato cubierto con papel absorbente de cocina. Potaje de garbanzos con chorizo y espinacas, sencillo y rico. Comencé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado tutoriales presenciales y clases en escuelas de hostelería.

Antes De Cocinar Preparación De Los Garbanzos

Y si deseas aprender a elaborar otras recetas con espinacas, te aconsejamos este delicioso pollo con espinacas y nata o este rico pollo con tomates secos y espinacas! Plato delicioso y nutritivo, además de esto la manera de cocinarlo no puede ser mucho más fácil. Para cocinarlo vamos a usar garbanzos cocidos en conserva . Esto nos irá a hacer más simple bastante la elaboración de la receta. Receta de garbanzos con espinacas, usamos garbanzos en conserva, retiralos del bote y colócalos debajo del grifo para eliminar todo el colágeno. La hago a menudo, se queda corto de elementos, yo le agrego dos huevos duros, , rehogo más los ajos y echo menos agua, el caldo de los garbanzos asimismo lo añado.

Reconfortante y sientan fenomenal. También puedes servirlos sin el caldo y comerlos como tapa, que es como comunmente se suele comer en algunas localidades de Andalucía. El juego es una sección esencial en el desarrollo educativo. Jugar también es pasárselo bien, gozar. Y jugar con los sabores es educar el paladar, el sentido del gusto, con recetas de siempre y con ciertas que intentamos actualizar.

Me ha recordado aquel potaje que hacía mi abuela, como echo de menos sus comidas. Me gusta tanto este potaje que tengo los pelos como escarpias y lágrimas en los ojos. Si le añades un puñadito de arroz, ahora están que se van. Podemos presentar también acompañando el potaje con costrones de pan frito. Para vegetarianos la receta es la misma pero sin carne.