Garbanzos Con Costillas Y Chorizo

La ví­spera de elaborar el guiso vamos a poner los garbanzos en agua. Una hora u hora y media antes de empezar a cocinar pondremos la ñora ahumadaLa Chinata en agua templada, bien sumergida, para que se rehidrate. Yo le suelo poner un peso encima para asegurarme que queda absolutamente bajo el agua. En una satén alta o cazo, ponemos a pochar la cebolla picada con unos ajos igualmente picados, agregamos el pimentón y el agua de cocer los garbanzos.

garbanzos con costillas y chorizo

Todas y cada una de las verduras agradan por norma general, pero el garbanzo con bacalao es habitual. En este momento, ¡Envía una foto del plato terminado! A Ague Jimenez Plasencia le encantará ver de qué manera quedó.

Potaje De Garbanzos, Costilla Y Chorizo Thermomix

Agregamos el tomate, pimiento cebolla y zanahoria 7 minutos, temperatura varoma. Introducimos en el”Vaso cerrado” los dientes de ajo y el aceite 7 minutos, temperatura varoma. A disfrutar de este maravilloso plato de garbanzos con costilla. Los incorporamos nuevamente a la olla y echamos las patatas cascadas, las cebollitas sobrantes y la carne de la ñora que tení­amos en agua. Como los garbanzos solos no son la comida preferida de los niños decidí­ agregarle algo de \’gracia\’ y los acompañé con costilla de cerdo.

Mientras que se nos a ido realizando la carne, hemos limpiado la verdura y la hemos cortado en dados. En el mismo aceite de haber hecho las costillas vamos a poner, la cebolla, el pimiento verde, el pimiento rojo y algo de sal y pimienta. Lo pocharemos bien, en el momento en que este pondremos las cuatro cucharadas de tomate y vamos a dejar que se nos reduzca y se cueza el tomate. El día de hoy os presentamos un plato de cuchara, en un caso así un potaje de garbanzos con costilla y chorizo, receta realizada con thermomix, sin gluten. Para iniciar pondremos los garbanzos la noche anterior en remojo. Cogemos la costilla y la cortamos en trozos.

1/2 Cucharada Chica De Pimentón Ahumado Picante \’la Chinata\’

Como los garbanzos tardan mucho más en cocer que la patata primero coceremos los garbanzos 15 minutos en la cazuela exprés. Abrimos la cazuela, sacamos el tomate y el pimiento y los trituramos. Ahora le ofrecemos el punto picante con media cucharada chica de pimentón ahumado de la vera La Chinata. No se a vosotros pero en un dí­a de frí­o como los que nos encontramos teniendo (¡al fin!, parecí­a que no iban a llegar nunca) solo me apetece un óptimo plato de cuchara. Y si son legumbres mejor, no tengo preferencias, alguno me gusta, si bien desde que descubrí­ estos garbanzos pequeñitos denominados \’pedrosillano\’ no me puedo resistir a ellos. Agregamos los garbanzos y programamos 2 minutos, temperatura varoma, agilidad cuchara.

garbanzos con costillas y chorizo

Integrar los garbanzos cocidos, el caldo de pollo y el papel de laurel. Si se desea añadir butifarra negra, añadirla asimismo en este momento. La constatación de este suceso no debería ser útil de excusa para sumarnos a la causa, orquestada o no, de la lenta desaparición de los platos de cuchara en la cocina de muchos hogares. Reivindiquemos los mismos, ya que, como patrimonio de nuestra cultura habitual y pongámoslos en el lugar que se merecen, formando parte de nuestra dieta frecuente. Ponemos una olla al fuego con un poco de aceite.

6 Cucharadas De Aceite De Oliva Virgen Plus

En el instante de cocinarlos, introduce en la olla los chorizos y los ajos con un chorrito de aceite de oliva. Deja que se doren un tanto y añade los garbanzos y su agua. Condimenta y añade unas bolas de pimienta, una migaja de comino, una hoja de laurel y los recortes del costillar. Tapa y cocina a lo largo de 25 minutos desde que coja presión.

Dejamos descansar unos minutos en el vaso y listo para servir. Integrar el tomate rallado, salpimentar y añadir un poco de azúcar si se quiere corregir la acidez del tomate. Dejar cocer a fuego medio-lento hasta que se haya achicado bastante el agua del tomate, unos 15 minutos. La rápida transformación de la sociedad a lo largo del siglo XX y las maneras de trabajar han comportado, inevitablemente, el abandono de ciertas prácticas y las pretensiones de comidas reconfortantes y energéticas ha ido a la baja. Los platos de cuchara ya no son tan necesarios como lo eran antes y, apenas, han quedado como una anécdota de la cocina doméstica de fin de semana en el mejor de los casos. Por suerte algunos sitios de comidas de cocina casera todavía les rinden tributo y siguen elaborándolos con la misma parsimonia y sabiduría heredadas, probablemente, de tradiciones familiares.

Receta hecha, probada y testada porBlog Recopilatorio de recetasTere y Merchy. A través de el envío de mis datos personales acepto que estos sean utilizados para la administración y tramitación de mi solicitud de información enviada a través del formulario de contacto. Para cocer garbanzos secos y que no nos queden duritos, el misterio está en la paciencia.

Ponemos agua hasta el momento en que cubra y un 1/4 mas de su volumen. Pica finamente el puerro, la cebolla y la zanahoria y pocha todo en un cazo con aceite de oliva. Vierte el vino y deja que reduzca casi completamente.