Garbanzos Con Bacalao Y Espinacas Asturias

Hoy os dejo la receta de los garbanzos con bacalao y espinacas que es exactamente el mismo plato que se come en toda España a lo largo de la Cuaresma. Ya sabes cómo hacer potaje de garbanzos con espinacas y bacalao. Si te gustan los guisos de cuchara, en el blog hallarás las recetas de fabada asturiana, lentejas con chorizo y hasta garbanzos con callos. Integrar el sofrito a los garbanzos, tal como las espinacas y el bacalao. Cocer de 5 a 10 minutos más, en dependencia del tamaño de los trozos de bacalao. Si las espinacas son congeladas, hay que aguardar unos 5 minutos antes de añadir el bacalao.

garbanzos con bacalao y espinacas asturias

Son todas y cada una deliciosas… Enhorabuena por su blog, es una delicia, de ahí que tiene por nombre de rechupete. Hola, gracias gracias gracias por la receta, está muy, muy rica. Hice este potaje frecuentemente pero nunca me quedó tan bueno como con tu receta. Biquiños desde A Coruña. En cuanto a los garbanzos, en España existen muchas variedades. Según en donde viváis encontraréis una u otra.

Caldo De Pollo Casero

Pasado el tiempo de cocción de los garbanzos. Dejamos que se libere todo el vapor de la cazuela antes de abrir. Pasamos el caldo colado a otra cazuela al lado de los garbanzos . El día previo ponemos los garbanzos en agua tibia con una cucharada chica de sal y los dejamos en remojo a lo largo de la noche, normalmente 12 horas. Calienta una tartera con un chorrito de aceite. Pela la otra zanahoria, córtala en cuartos de luna y agrégala.

garbanzos con bacalao y espinacas asturias

El bacalao fue un ingrediente lógico para este potaje. Ya que era el pescado que más abundaba en las zonas de interior, lejanas a la costa. Siempre se encontraba libre bacalao en salazón de buena calidad, en cualquier temporada del año. Si os agrada esta receta no dejéis de acompañarla con algo dulce, podéis visitar nuestro especial de postres y dulces de Semana Santa y Pascua. No os perdáis el pasito a pasito de este potaje de vigilia en el siguiente álbum.

Elaboración De La Receta Garbanzos Con Bacalao Y Espinacas O Potaje De Vigilia

Pelamos el huevo cocido, lo cortamos en pequeños trozos. Lo añadimos a la cazuela justo antes de ser útil en la mesa. Servimos bien caliente.

La otra mitad la picarla finamente.

Somos un país de tradiciones que influyen directamente en nuestras costumbres y por supuesto en los platos que elaboramos en nuestras casas. En época de Cuaresma la tradición religiosa dictaba la “vigilia” o prohibición de comer carne, que aparte de estos 40 días también se extendía a todos y cada uno de los viernes del año. Agrego el pimentón dulce, quitando a fin de que no se queme el pimentón y como los garbanzos, ya van a estar a media cocción, agregamos esta mezcla y asimismo las espinacas.

Con Qué Acompañar El Potaje De Garbanzos Con Bacalao Y Espinacas

Es tradicional ornamentar la sopera con huevos duros cortados en cuartos. Nno se porqué ni tampoco me gusta la combinación, pero yo siempre y en todo momento lo he visto así en mi casa y otras partes, de ahí que lo apunto. Añadir a la olla la cebolla claveteada, los ajos y las hojas de laurel.

1.Coloca los garbanzos escurridos en una olla, cúbrelos con agua templada, pica dos dientes de ajo, añade el laurel y diez g del aceite y ponlos en la vitro a máxima potencia. Cuando rompa a hervir baja la capacidad al medio bajo y cuécelos hasta el momento en que estén tiernos . Deja los garbanzos en remojo a lo largo de ocho horas.

Con los secos también controlaremos mejor el punto de sal a lo largo de la elaboración. Si aún de este modo empleáis garbanzos ahora cocidos, debéis substituir el caldo de la cocción de los garbanzos por un caldo de verduras o pescado. Agregamos la cebolla y proseguimos sofriendo. Cuando esté pochada, apagamos el fuego y dejamos atemperar un tanto el aceite. Agregamos una cucharada de postre de pimentón de la Vera y removemos bien para que se integre a la perfección con el sofrito.