Fabada Asturiana: Receta Dela Abuela

Una receta que hecha con cariño y con los elementos adecuados te va a salir tal y como si estuvieses en Asturias. Pero os comento que lo más esencial son sus elementos. Al igual que en la cocina gallega la asturiana tiene una materia prima de excelente calidad que asiste para que sea de las más apreciadas de España. Fabes hay muchas pero como las asturianas ningunas. Ingredientes frescos y de calidad, nos dejará un mayor provecho de todos y cada uno de los sabores de esta deliciosa receta, aparte de asegurarnos de proteger nuestra salud gastrointestinal.

Optar por añadir hojas de laurel a lo largo del desarrollo de cocción. Alubias o frijoles rojos, puesto que se cocinan en menor cantidad de tiempo y los granos asimismo quedan enteros. Evitar así mismo que con la cocción se rompa y explote.

Asimismo Te Puede Agradar

La noche anterior comenzaremos dejando las habas en remojo en un recipiente grande pues crecen bastante, por otra parte en otro bol pondremos a desalar nuestro lacón. Lo siento…un lapsus, ahora está solucionado, va en el paso 4. Gracias por tu comentario Alicia, lo cierto es que en mi casa nos encantan..y más en el momento en que comienza a llevar a cabo frío.Un saludo desde La Cocina de la Abuela.

Yo nunca he criticado “recetas distintas” por el hecho de que el mundo no termina en la puerta de mi casa, por fortuna sé que hay otros muchos mundos, recetas, personas y universos y todos son respetables. Pero claro que el “anonimato” hace crecer muchos valientes, pero no te preocupes, aquí, en mi página ese género de personas no tendrán cabida nunca. Gracias por tu cariño y por pasarte por aquí. Resulta un plato de elaboración supuestamente fácil, si bien tiene sus trucos, es exquisito y también imprescindible dentro de los platos de cuchara. 4.- El misterio a fin de que salgan tiernas debemos «asustar las fabes» 3 ocasiones.

La abrimos, corregimos de sal, incorporamos el azafrán y la dejamos cociendo, a fuego medio/bajo, otros 10 minutos aproximadamente, ahora destapada. Es una receta impresionantemente buena e increíblemente simple; lo más esencial son sus elementos. En Asturias tienen modelos con una calidad inusual y, los que no somos de allí, a dios gracias, los tenemos a nuestro alcance en la mayoría de los supermercados.

Fabada Asturiana De Alubias Blancas

De esta manera se hidratarán, incrementando su tamaño y preparándolas a fin de que una vez cocidas estén blanditas. También es recomendable poner a remojo la panceta curada y el lacón, de esta forma se nos desalará y evitaremos que la fabada nos quede demasiado salobre. No puedo estar más en concordancia contigo, las fabes son una receta fácil, pero no fáci, en la que lo básico, como prácticamente todo en la cocina, son los ingredientes. Estuve casado con Asturiana, y mi hijo es asturiano de pro, y siempre que va por allá me trae tanto las fabas como los chorizos y otros avíos para elaborarlas. El día de hoy tengo hasta una hermana viviendo por allí, y siempre y cuando puedo, me acerco.

fabada asturiana: receta dela abuela

Para hacer la fabada necesitas, naturalmente, unas buenas fabes; es la judía propia de allí, mantecosa y de hollejo muy fino. Si no las hallas puedes reemplazarlas por alubias de la Granja. Justo cuando las fabes ya están cocidas y ha pasado el tiempo, revisar la sal y agregarle la que necesite, dejando cocer la fabada unos minutos para que la sal se incorpore. No echarla al comienzo sino en este momento. En mi casa aprendimos a llevar a cabo fabada con tu receta y desde que la hicimos por vez primera, no falla hacerla 2 o 3 veces en el invierno, lo mismo que los callos, la empanada, el bizcochón y tantas recetas.

Otros Métodos De Cocción De La Fabada Asturiana

Nosotros hace ya tiempo que no la hacemos y siempre y en todo momento debemos buscar chorizo y morcillas que no tengan gluten. Es una pluralidad despacio y mantecosa correcta para esta receta. Asturias cultiva esta pluralidad a lo largo y ancho de su territorio.

Fabada Asturiana

Para ligar un poquitín más el caldo suele machacar un par de alubias. Verdaderamente te ha quedado espectacular y como bien dices los ingredientes son muy importantes, y además la mano del cocinero/a. Recibe un correo electrónico semanal con las nuevas recetas y sugerencias de rechupete. Recordad que la fabada está mejor de un día para otro. Si encima conseguís hacerla en cazuela de barro, está de morirse.

Fabada Tradicional De La Abuela

Qué bien sientan cuando llega el frío, te tomas un óptimo plato te sientes reconfortada, tal y como si de una medicina se tratara… Sí, ahora que llega el invierno es una receta muy a tener en cuenta. Con la cocción nos saldrá una espuma gruesa, que vamos a retirar de a poco, de esta manera de paso suprimimos el exceso de grasa.

Seguramente vais a haber escuchado eso de “asustar” las fabes. El hecho de atemorizar las fabes es recortar la cocción de exactamente las mismas con agua fría para evitar que les salga una piel dura y se pelen. Este proceso lo debéis hacer siempre y cuando hagáis judías o alubias puesto que así evitaréis que se pelen o se rompan. Sin duda acatando todo cuanto abarca la fabada clásico asturiana. Se ve que haces las cosas bien hechas y te asesoras a la hora de cocinar en el hogar, te lo afirma una abuela asturiana que transporta haciendo fabada desde que era pequeña. Maribel, las fabas de Lourenzá gallegas y las fabes de la granja asturianas no son exactamente las mismas.

No es requisito echar sal a la hora del remojo. Al día siguiente las escurrimos y apartamos hasta el día de hoy de prepararlas. La novelista Emilia Pardo Bazán fue la primera en escribir la receta de la auténtica fabada asturiana allá por 1930 donde aseguraba que se realizaba con fabes, tocín y morciella, aunque existe disputa al respecto. Quizás Emilia Pardo Bazán sea la primera persona en poner por escrito la receta. Pero la fabada va considerablemente más allá, puesto que viene derivada del pote asturiano, que fue perdiendo ingredientes hasta dar rincón a la fabada.