Espinacas Con Garbanzos Y Huevo

Lo podemos acompañar de otras tapas típicas de Sevilla como el solomillo al whisky y del resto de Andalucia como una ración de “pescaíto” frito. De esta forma tendremos un picoteo temático muy variado y sabroso. Ve controlando hasta que los huevos estén a tu manera. Finalmente, pelamos los huevos, los troceamos y los agregamos al resto de elementos, mezclando todo con bastante cuidado. Pasados ​​los 10 minutos de cocción de los huevos los sacamos, los cortamos por la mitad y metemos las mitades sobre las espinacas y garbanzos. Los garbanzos presentas proteínas vegetales y también hidratos de carbono de asimilación lenta, con lo que las personas diabéticas las tienen la posibilidad de tomar sin ningún temor.

espinacas con garbanzos y huevo

Ahora, pasa los garbanzos abajo el grifo y ponlos en la olla. Mientras que se cocinan las espinacas, en una cazuela aparte ponemos agua a hervir. En el momento en que el agua hierva añadimos los 3 huevos y aguardamos 10 minutos. El primer paso es dejar los garbanzos en remojo toda la noche si optamos por emplear crudos. Al día siguiente los colamos y los metemos en una olla con agua. Dejamos cocer unos minutos hasta el momento en que estén blanditos.

¡recibe Nuestras Recetas Cada Semana!

Dejar hervir todo junto unos minutos para unificar sabores y ornamentar con las rodajas de huevo cocido. Ponemos un poco de sal en las espinacas y las añadimos a la cazuela con los ajos y la cebolla. Al comienzo ocuparán bastante espacio pero conforme se vayan cocinando su volumen se reducirá. Tapamos la cazuela y dejamos cocinar a fuego medio unos 5-diez minutos. En una cazuela agregamos un chorro de aceite de oliva y dejamos calentar. Una vez el aceite esté ardiente añadimos los ajos picados y la cebolla cortada.

En el momento en que las espinacas estén listas, las retiramos del fuego, las escurrimos y reservamos. Ahora cocemos el huevo unos 10 – 12 minutos precisamente. Empezamos cociendo las espinacas a lo largo de 5 minutos, previamente lavadas con agua y vinagre.

Con Qué Acompañar Los Garbanzos Con Espinacas

Agregamos a nuestra sartén los garbanzos bien lavados y escurridos. Añadiremos entonces un chorrito de limón… Dejaremos rehogar todo junto a lo largo de unos 5 minutitos mucho más. A mi me agrada que el garbanzo coja colorcito.

No obstante, hay una enorme multitud de comidas diferentes muy sabrosas y fáciles de preparar. Lavamos y escurrimos los garbanzos y lo incorporamos en la sartén. Dejamos cocinar 5 minutos y añadimos las espinacas. En una cazuela, poner a cocer los garbanzos en agua fría con media cebolla, el laurel y media cabeza de ajos. Coloca los garbanzos en remojo en agua fría la noche anterior o cuando menos 8-diez horas. Se ponen los garbanzos a remojo la noche anterior.

Recetas Más Concurridas

Receta indicada para personas que padecen hipertensión. Añadir los huevos duros cortados en cuartos y corregir el punto de sal. Cocer los huevos siguiendo las explicaciones del apartado de huevos. Pelarlos y trocearlos en rodajas.

Ingredientes A Comprar

Al registrar su dirección de email, usted reconoce haber leído y aceptado la política de privacidad y las condiciones del portal. En otra sartén se fríen los ajos picados y las espinacas. Aceite a la sartén y añadimos la cebolla rallada, y una vez frita, 4 medidas de cuchara de tomate. Guarda esta receta para hallarla más de forma fácil en el momento en que la quieras cocinar. Te enviaremos un correo electrónico semanal con las nuevas recetas que ascendemos al blog a fin de que nunca pares de cocinar.

Receta clásico donde las haya, la realidad es que tenemos la posibilidad de engordar la receta y añadirle bacalao, tomate o huevo duro, yéndole realmente bien los tres complementos y haciéndola mucho más completa. Asimismo puedes realizar lass espinacas con garbanzos en Thermomix. Como buena hija de hispalense que es una, en mi repertorio de recetas no podía faltar la de garbanzos con espinacas. Un plato muy típico de Sevilla y de buena parte de Andalucía que no se come con cuchara sino con tenedor. No es un potaje como los garbanzos con bacalao y espinacas, receta que nos encontramos acostumbrados a comer en otras zonas del país, sino más bien un plato seco repleto de sabor y muy contundente. Si mezclamos las propiedades de las espinacas con la de las legumbres entonces nos queda un plato delicioso, nutritivo y muy saludable.

Están totalmente contraindicadas en personas con artritis reumatoide, gota y cálculos, puesto que favorecen el avance de cálculos renales. Receta saludable, que nos da un aporte energético por medio de los garbanzos y un aporte sobre nutrición a través de las verduras. Una vez esté todo pochado, añadimos el tomate y la zanahoria y ahora las espinacas. Seguimos removiendo hasta que esté todo tierno. Una vez cocinado, emplatamos y añadimos el huevo cortado en láminas por arriba. Ser útil en exactamente la misma cazuela o repartir en platos soperos.