Espinacas Con Garbanzos De La Abuela

Cocer mientras que los huevos dejándolos al punto, enfriar y mondar. Integrar los garbanzos escurridos, un poco de vinagre y remover bien a lo largo de dos minutos. Contemplar con agua o caldo frío, llevar a ebullición, tapar, bajar el fuego y dejar cocer poco a poco durante minutos.

espinacas con garbanzos de la abuela

Agregue la mezcla de pan y ajo y luego los garbanzos. Si la mezcla queda demasiado espesa, se puede aligerar un poco con el agua de cocción de los garbanzos o una medida pequeña de agua. Almacena esta receta para hallarla más de forma fácil en el momento en que la desees cocinar. Para mi receta número cien deseaba algo particular y qué mejor que una receta familiar; el potaje de mi abuela Ana, que era de Cartagena, con las aportaciones de mi madre. Está espectacular y gusta calentito tanto en días de frío, como a temperatura ámbito en días de calor.

🍲potaje De Garbanzos Y Espinacas De Mi Abuela Y Mi Madre🥬

Freír con algo de aceite una rebanada de pan del día previo con un puñado de almendras y el ajo sobrante. Majar en el mortero para hacer una pasta, añadiendo perejil fresco si contamos. En el momento en que lleve una hora, aproximadamente, añadir unas patatas lavadas, peladas y cascadas. Si las dejamos mucho más tiempo o en piezas mucho más pequeñas prácticamente se fundirán con el guiso, dando mucho más espesor. Al gusto. Salpimentar tenuemente y comprobar el nivel de líquido.

Dejamos que se cocinen de manera lenta a temperatura media durante los próximos 20 minutos. Removemos de vez en cuando con una cuchara de madera. Ahora retiramos los chorizos, la morcilla y panceta para que el potaje no tenga tanta grasa.

Garbanzos Con Espinacas

Agrada a los mayores y pequeños de la casa por igual . Si emplea garbanzos envasados, debe escurrirlos y enjuagarlos con agua antes de agregarlos a la cacerola. Lave las espinacas y córtelas en tiras o trozos.

No dejéis de disfrutar de todos los guisos con o sin legumbres que tenéis en el blog. Podéis ver todas y cada una las fotos del pasito a pasito de este potaje de garbanzos en este álbum. En una tabla troceamos con un cuchillo grande las espinacas blanqueadas y las agregamos en los últimos minutos de cocción del potaje. Ha de ser a fuego lento probando de vez en cuando por si acaso no necesitasen más cocción. Agregamos 2 chorizos, una morcilla y trozo de panceta.

Cuando el agua hierva, escurre los garbanzos y agrégalos a la olla. El agua debe cubrir bien las legumbres al menos 1 o incluso 2 cm. Si es necesario, agregue agua hirviendo para llenar. En un cazo aparte, cocer los huevos a lo largo de 15 minutos desde el momento en que el agua empieza a hervir y apartarlos. Hacia el desenlace, elaborar una majada o picada .

Aprende A Cocinar

Si le añades un puñadito de arroz, ya están que se salen. Podemos presentar asimismo acompañando el potaje con costrones de pan frito. Exquisito. Esta receta es muy polivalente para el día a día por el hecho de que se puede tomar como plato único, sienta excelente en tiempos de frío y además de esto soporta muy bien en la nevera.

Sólo el pimentón de la Vera. Cubrimos con agua fría hasta la mitad más o menos, recordad que tenemos que añadir mucho más ingredientes. En el momento en que empiece a hervir bajamos el fuego a fin de que vaya mucho más retardado, agregamos los garbanzos que contamos reservados y un poco más de agua ardiente hasta el momento en que los cubran. En el potaje cabe prácticamente cualquier ingrediente, por eso aparte de garbanzos nos encontremos con espinacas o acelgas, y carne o pescado en dependencia de la ocasión escogida. Y sucede que los potajes son un plato estrella en Otoño, muy reñido con unas buenas lentejas con chorizo o una olla de garbanzos con chorizo. Los dos consejos a fin de que este potaje salga de rechupete son utilizar elementos de calidad y dedicarle tiempo y paciencia.

Potaje De Garbanzos De La Abuela

Si utiliza espinacas congeladas, prosiga las instrucciones del paquete para cocinar. Disminuye el fuego. Añada sal y pimienta a su gusto.