Esparragos Gratinados Con Bechamel Y Queso

En primer lugar, elaboraremos la salsa bechamel. Para esto, derretimos la mantequilla en un cazo pequeño y en el momento en que esté bien caliente agregamos la harina y revolvemos constantemente hasta obtener una mezcla sin grumos. Que tristeza de espárragos verdes que hay en el autoservicio, de verdad, ¿tan bien difícil es poner algo medianamente bueno en los lineales? Bueno, es que llevo un tiempo pensando que no merece la pena comprar frescos en ningún “super”, hay que ir a los mercados a conseguir ingredientes para cocinar que valgan la pena. Por eso he hecho estos espárragos verdes gratinados, tampoco son una joya pero dentro de lo que cabe han salido ricos. Cocinamos la harina hasta el momento en que haya cambiado de color a uno más torrado y entonces vertemos la leche y empezamos a eliminar.

No hay más que fijarse en la pinta que tiene el plato. De qué forma hacer Espárragos verdes con bechamel, queso y bacón. Primero hacemos los espárragos verdes a la plancha con un poco de aceite y otro poco de sal. Lava los espárragos y prepara una olla con 2 lts. de agua y sal. Los espárragos son muy polivalentes lo que nos deja emplearlos para todo tipo de preparaciones. En este momento que en primavera están en plena temporada, qué mejor que gozar de esta receta llena de color.

Lo primero que hacemos es poner una olla con agua al fuego con un puñadito de sal. En una fuente añade aceite de oliva virgen y el diente de ajo cortado. Coloca los espárragos con las lonchas de jamón cocido y los disponemos en una bandeja de hornos, frota contra el fondo de la fuente a fin de que se impregnen del aceite. Al mismo tiempo hacemos algo de bechamel, con la mantequilla y la harina hacemos un roux y agregamos la leche poco a poco. En el desenlace añadimos la sal, nuez moscada y pimienta al gusto. En una bandeja pequeña y apta por el horno pone los espárragos, añade la bechamel, el queso y un pedazo de mantequilla.

Espárragos Verdes Gratinados Con Bechamel

A continuación tiene dentro la harina y cocínala durante un par de minutos a fuego medio. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios. Recibir un correo electrónico con los próximos comentarios a esta entrada. Metemos en el horno unos diez minutos a 180º C con calor arriba y abajo, dependerá del tamaño de los espárragos, al final podéis darle un golpe de grill o gratinador.

El contenido de esta página es de información general y en ningún caso debe sustituir el régimen ni las sugerencias de su médico. Conforme hayamos ido rodeándolos, los situamos en una bandeja de horno con hondura, en tanto que entonces debemos poner la bechamel. En una sarten colosal, funde la mantequilla y añade la harina de golpe, muévela con unas varilla a lo largo de 1,5 minutos. En precisamente exactamente exactamente la misma sartén donde has dorado el bacon arroja un chorrito de aceite de oliva y pocha la cebolla adjuntado con un pelín de sal. Cocínala durante 15 minutitos a fuego despacio, hasta que esté bien blandita y despacio.

Espárragos Verdes Gratinados Con Bechamel A La Mostaza

En el momento en que observemos que están dorados, agregamos los tres pimientos del piquillo y los doramos un tanto. Salpimentamos al gusto y cuando la salsa bechamel esté espesa la retiramos del fuego. Para esto, derretimos la mantequilla en un cazo pequeño y en el instante en que esté candente agregamos la harina y revolvemos en todo momento hasta obtener una mezcla sin grumos. Lo que siempre y en todo instante te digo, cuanta considerablemente más calidad tengan los productos que escojas mucho más rico va a salir el plato. En un caso así procura conseguir unos buenos espárragos verdes que estén firmes y que sean gordos.

esparragos gratinados con bechamel y queso

Te notificamos que los comentarios de cocina-familiar.com están sujetos a moderación por la parte de nuestro aparato. En una sartén ponemos a derretir la mantequilla y en el momento en que esto haya ocurrido, ponemos las 2 medidas de cuchara de harina. Una vez se enfríen los espárragos, continuamos a rodearlos con una loncha de jamón york. Para esto, derretimos la mantequilla en un cazo pequeño y en el momento en que esté bien caliente agregamos la harina y revolvemos todo el tiempo hasta hallar una mezcla sin grumos. Agregamos poco a poco la leche candente sin dejar de revolver. Es un plato que transporta algo de elaboración por los diferentes pasos que hay que llevar a cabo, pero como todos son muy fáciles, sorprenderéis muy gratamente a nuestros invitados.

– Cuando La Harina Esté En Su Punto Agregamos La Leche Y Removemos

De qué forma llevar a cabo lomo de orza al estilo de Jaén, receta pasito a pasito. Añade el orégano seco y la mozzarella por encima. Mezcla la leche evaporada, el limón y la nuez moscada y riega los espárragos. Programa 10 minutos a 180 grados hasta que se gratinen. En una sarten amplia y extensa, funde la mantequilla y añade la harina de golpe, muévela con unas varilla a lo largo de 1,5 minutos.

Ponemos la bechamel en la bandeja de los espárragos, procurando que queden bien cubiertos. En este momento espolvoreamos las virutas de ibérico y el queso rallado y prendemos el gratinador. En el momento en que esté ardiente metemos la bandeja de espárragos a fin de que se funda y se dore el queso. Envolvemos los espárragos en jamón, añadimos la bechamel por arriba y el queso. Gratinamos unos diez minutos y servimos ardiente. En una bandeja pequeña y capaz por el horno pon los espárragos, añade la bechamel, el queso y un trocito de mantequilla.

Hojaldres Con Espárragos Gratinados

Guarda esta receta para hallarla mucho más de manera fácil cuando la desees cocinar. Intenta probar este plato ardiente, en el momento en que el queso aún está fundido. Saltea el beicon en una sartén hasta el momento en que esté dorado. No es requisito que añadas nada de aceite por el hecho de que nuestro bacon ya suelta su grasa. Para llevarlo a cabo aún más gustoso, le he añadido un poco de beicon, la cantidad justa para aportar sabor sin agregar calorías en exceso.

Para hacer estos espárragos gratinados, lo ideal es que la bechamel tenga una rigidez rápida, dinámica. Ten presente esto, porque cuanto más la cocines mucho más espesará. Hacer verduras gratinadas con bechamel tiende a ser una increíble fórmula para introducir los vegetales en la alimentación de toda la familia.

Ahora mismo espolvoreamos las virutas de ibérico y el queso rallado y prendemos el gratinador. En el momento en que esté candente metemos la bandeja de espárragos para que se funda y se dore el queso. Lanza un chorrito de aceite en otra sartén y cocina los espárragos a la plancha hasta el día de hoy en que estén tiernos. Añade la leche colada de golpe, coloca la sartén a fuego medio y remueve con las varillas durante 5’. Finalmente añade la nuez moscada en el instante, la sal y la pimienta al gusto. En una olla antiadherente a fuego medio, ponemos la mantequilla.