Como Hacer Patatas Con Costillas Adobadas

Un guiso de costillas con patatas no debe ser siempre el que recuerdas de tu abuela, madre, tío o casa de comidas. Ese de las patatas a puntito de derretirse, las costillas adobadas y algún trozo de pimiento; todo un jalón en la cocina tradicional y clásico de España. Que ojo, me gustan mucho las patatas con costillas, pero las costillas de cerdo tienen muchas más posibilidades que en esos guisos o todas sus maneras de costillas asadas. Cuando hayamos ido a arrancar el guiso pochar la cebolla con el ajo y la zanahoria, todo muy picado pequeño a fuego despacio con el aceite y la sal. En el momento en que está todo bien pochado añadir las costillas y con el vino blanco desglasar la bandeja donde estaban, añadir ese caldito a la cazuela, dejar evaporar sutilmente y contemplar con medio caldo.

5.- Pasados los 10 minutos y en cuanto se baje la válvula, destapas la cazuela, agregas las patatas y si es necesario puedes verter un vaso de agua. Las cueces sin tapar hasta que estén blanditas. En el momento en que la válvula baje destapar y dejar enfriar absolutamente. Al día después con el apoyo de una cuchara quitar toda la grasa superior y sacar asimismo las costillas. Llevar el caldo a ebullición juntando el resto del caldo.

Pasos De La Receta

Dejamos que reduzca un poco (a fuego medio- bajo a lo largo de 4 minutos precisamente). En el momento en que la cebolla se esté pochando, añadimos las costillas y el pimiento , salpimentamos y combinamos bien. Reducimos el fuego un poco y dejamos cocer hasta que las patatas estén blandas. Movemos la olla hacia los lados suavemente a fin de que la patata suelte la fécula y espese un poquito el caldo, rectificamos de sal.

como hacer patatas con costillas adobadas

Ponlas en un envase extenso y añade encima los pimentones, el orégano, el tomillo, el comino y el vino blanco. Remueve bien a fin de que el adobo cubra todas las costillas. Tapa con papel largo transparente y deja en la nevera un mínimo de 1 hora si bien está mejor si lo haces la noche antes y lo dejas adobar toda la noche. Las puedes cocinar tanto con costillas secas, como las he hecho o frescas adobadas, teniendo en cuenta que si elijes las frescas las tienes que cocer mucho más tiempo.

Alucinaréis con la sencillez y sabor de esta elaboración. Hablamos de un plato de cuchara muy, muy rico para los días de frío y, además, bastante económico. Es buena iniciativa explotar el valor y el valor nutricional de la patata, utilizando la cantidad y la calidad que contamos en este país.

Como Hacer Un Guiso De Patatas Con Costillas

Casi al final de la cocción rectificamos la sal si fuera necesario. Con las costillas troceadas, me gusta cortarlas en el medio y luego hacer bloques de tres en tres costillas, untarlas muy bien con esa marinada. Filmar todo el grupo y llevar a el frigorífico para dejar macerando durante toda la noche. Lo podemos dejar de 12 a 36 horas sin inconveniente. Este guiso también se podría realizar con morcillo o con carrilleras o aun adentrándonos en mundo de pollo o de pescado, cuidando por supuesto mucho más los tiempos de cocción.

Tras unos minutos añadimos los pimientos , los ajos y el papel de laurel. Es el instante de añadir las patatas chascadas (cortadas con un giro de muñeca para que se rompan un poco). Si ves que no hay líquido suficiente para cocinar las patatas puedes añadir un tanto más de agua. Añade también media cucharada pequeña de sal. Y listas, ahora puedes gozar de estas clásicas Patatas guisadas con costillas adobadas.

Aprende A Cocinar

Tapas y en el momento en que suba la válvula las cueces 10 minutos a fuego medio-despacio. 2.- En este momento picas muy bien el pimiento y la zanahoria, lo incorporas a la cazuelay lo sofríes un tanto. Añades el tomate pelado y cortado en daditos y el pimentón y lo remueves.

Paso 5

Ser útil de manera cuidadosa al meter una cuchara, a fin de que las patatas no se rompan. Pelamos la cebolla y los ajos y los troceamos en daditos pequeños. Ponemos a calentar de nuevo la cazuela que contamos reservada con el aceite de dorar las costillas y agregamos la cebolla y los ajos picaditos. Si vemos que es requisito agregamos 3 o 4 cucharadas mucho más de aceite de oliva. Hoy voy a preparar unas ricas y sencillas Patatas guisadas con costillas adobadas.

Mencionado lo anterior no voy a hacer mucho más introducción a la receta y simplemente afirmaré que debes hacer estas costillas en el hogar porque vas a triunfar garantizado. Y sucede que estas Costillas Adobadas son cosa seria, una guiso tradicional con un sabor de los que quita el sentido y una presencia espectacular. Si las haces en olla convencional tienes que cocer las costillas una media hora hasta que estén blandas. Si te apetece, les puedes poner un vasito de vino blanco y dejas que se evapore el alcohol unos 2 minutos. 4.- Mientras se van haciendo las costillas pelas y chascas las patatas. Esta receta de papas guisadas es un plato propio de Ávila aunque están muy extendidas por toda la geografía de españa, yo las llevo comiendo desde chavala y la verdad es que cada día me gustan mucho más.