Comer Cocido Montañes En Cantabria

Habrá un jurado especializado que recorrerá los establecimientos inscritos para poder ver quien cocina los mejores platos de la Ruta de los Pucheros de Cantabria. También luce por sus panoramas de montaña impresionantes el valle del Asón. En pocos lugares de España se puede ver un salto de agua como aquí. Los escabrosos macizos calizos, que esconden impactantes grutas dentro suyo, se suceden con los bosques y los prados. La idea está bien pero estamos desaprovechando el auténtico cocido con sello único de la Montaña de Riaño(y que si llama la atención del turismo,por diferente).Me refiero al cocido de arbejos….el otro es exactamente lo mismo que se da en muchos sitios…no nos diferencia… La reunión conmemorada en la ciudad de Lois, sirvió también de unión entre los hosteleros mientras que degustaban un sabroso cocido compuesto por sopa, garbanzos y berza, tal como compango a través de chorizo, morcilla, relleno, costilla, tocino, oreja, pata, lacon, morcillo y lengua.

No solo comerás si no que tiene un hostal y unos pisos para que puedas disfrutar de un gran hospedaje y realizar actividades similares con la montaña. No lleva garbanzos como elemento principal del plato y se comen todos los elementos al unísono, sin separar la sopa del resto de elementos. Estos guisos contendrán los productos mucho más sobresalientes de cada región y las especificaciones del tiempo del mismo.

En esta ciudad queda con perfección reflejada la arquitectura propia de las casonas montañesas, y el palacio de los Mier. Vamos a poder ver mucho más de cerca la hermosa simpleza de las creaciones si, una vez en Vega de Pas, seguimos el curso del río Yera hasta su nacimiento, cruzando puentes cargados de cientos de historias que encontraron voz en la película La vida que te espera, de Manuel Gutiérrez Aragón. En verano es posible bañarse en sus saltos, en los que a lo largo de todo el año se ejerce el descenso de acantilado. Las vistas desde el comedor son insuperables y el trato familiar de esta tradicional fonda de cazadores es parangonable con la calidez de sus guisos. Si lo que nos tienta son las alturas, lo más recomendable es no separarse de la CA-280, y atravesar Cabuérniga en dirección al puerto de Palombera (1.260 metros) , donde el valle del Saja se encuentra con la comarca de Campoo.

Es el lugar de comidas del Albergue de Olea, situado en Olea – Sur de Cantabria. Antes solo daba de comer a sus clientes del servicio alojados, a partir del año 99 abrió sus puertas al resto de público. Es ya la tercera generación quien comanda este lugar de comidas histórico de la comarca. Uno de sus platos estrella son los garbanzos con chicarro a la “Mi forma”, y si buscas algo más de hoy tienen platos como los salmonetes versión Asubio.

Pero no solo eso, tiene unas patatas con jabalí y otros platos de carne de caza para chuparse los dedos. Degustarlos todos es viable hasta, al menos, el 8 de marzo, cuando finaliza el certamen con cata a ciegas y premios a los más destacados platos. Pero eso no quiere decir que solo se logren evaluar en este momento, puesto que los restaurantes ofrecen sus ricos guisos prácticamente todo el año, por lo que siempre podremos hacernos nuestra propia ruta de los pucheros allí. Restaurante de cocina clásico y casera, con especialidad en cocido lebaniego (2º premio en 2012 y en 2013 en Cantabria) y cocido montañés.

Cantabria Ha Vuelto A Disfrutar Su Concurso Gastronómico Más Popular

Cuando mencionamos que son los 9 mejores no es por al azar, sino más bien por el hecho de que el año pasado en el 2017 estos sitios de comidas participaron en la V Ruta de los Pucheros de Cantabria. Una idea de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria y la Dirección General de Turismo del Gobierno de Cantabria para determinar el más destacable plato de cuchara tradicional de Cantabria. Los triunfadores absolutos en las tres categorías han sido Bar-Lugar de comidas Polaciones , mejor cocido montañés; Casa Mariano , reconocido con el premio al mejor cocido lebaniego y Lugar de comidas Melly , que ganó en la categoría de guisote con su plato `Guisote de garbanzos con cachón\’. El restaurante es muy bonito y el menú es más barato que en otros restaurantes, pero el servicio es lentísimo y malo. Los escalopines estaban rebozados en lugar de empanados. Los chipirones encebollados son chipirones con algo de cebolla alrededor.

El queso nata de Cantabria, con membrillo, se encuentra dentro de los más habituales. Hay que coger fuerzas para pasear y visitar, por ejemplo, el puente de piedra, sobre el que fluye el río Argoza, y ver restos de la calzada romana. O subir a la plaza de Santiago y contemplar una hilera de casas que muestran un reloj de sol, la Casa Rectoral y la Casa del Pasadizo. Para los senderistas, una práctica que cada vez tiene más adeptos, una aceptable convidación es recorrer el camino que proseguían anteriormente los pasajeros hasta Castilla, encontrándose con la Ermita del Carmen, entre otros ámbitos de excepción, para no perdérselos. Es aquí donde se encuentra el Lugar de comidas Polaciones, cuyo cocido montañés ganó múltiples premios regionales.

Sendas Para Comerse Castilla Y León

Voy a estar alojado unos día en la playa de la Arena, en Isla. Podeis recomendarme algún lugar de comidas donde proceder a cenar de raciones, donde tengan unas buenas rabas, o buena carne…que esté por la región de Isla, Noja o alrededores? Me da miedo que sea una región bastante turística con lo que ello frecuenta suponer. Seguramente alguno hay ya sugerido pero después de un buen rato intentando encontrar fuí incapaz de encontrarlo. A 15 minutos de Ucieda se encuentra Lamiña, que acoge en sus bosques una de las rutas mucho más populares para los paseos de domingo entre los cantabrios.

Catálogo de los más destacados restaurantes para Comer de Puchero. Una de las ocupaciones más atrayentes en esta comarca, además del montañismo, es la pesca de río. Además, cuenta con múltiples santuarios y excursiones a las grutas de las mucho más largas de Europa. Es una idea de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria que quiere poner encima de la mesa, jamás explicado de otra forma, el valor de los guisos de este rincón de este país.

Los Mejores Platos De Cuchara De España

Ese es el objetivo de una idea que nace para poner en valor este plato gastronómico de la comarca y para cuyo avance se celebró el pasado lunes una reunión en el Lugar de comidas La Catedral de la Montaña de Lois a la que asistieron decenas y decenas de empresarios hosteleros. Una iniciativa crea la \’Ruta del Cocido\’ en la comarca a la que ya se han sumado prácticamente tres decenas y decenas de establecimientos de 9 municipios. La directiva general de Turismo del Gobierno de Cantabria, Eva Bartolomé, y el vicepresidente de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria , Pablo Alonso Astuy, han entregado hoy los premios a los sitios de comidas triunfadores de la IV Ruta de los Pucheros.

Instagram Vs Situación: Lugares De Todo El Mundo Que Solo Hay En Las Redes Sociales

Además de esto, se va a crear una APP donde consultar todos estos datos por municipios, pueblos y teléfono de contacto. Todo en su grupo ayuda a que el visitante se encuentre envuelto en un ámbito rural de otra temporada. A esos montes en los que aún se puede contemplar alganado tudanco, que un año tras otro, cada otoño, baja de los puertos a los invernales. También es importante su artesanía de la madera, especialmente, la fabricación de albarcas.

Cuenta Plutarco, romano de buen comer, que los espartanos comían únicamente un potaje de sangre, vino y vísceras de cerdo, que llamaban caldo negro, sustento que congeniaba perfectamente con su lacónico estilo de vida. No obstante, para el osado rey oriental que se atrevió a probarlo en una visita a Esparta, resultó ser “abominable”. Desempolvar vuestra mejor cuchara, hacer apetito y prepararos para degustar unos platos habituales que quitan el sentido y sacian los más destacados estómagos. Cocido Montañés, Cocido Lebaniego y Guisote un espectaculo para los sentidos. Prácticamente no hay valle que carezca de buenos sitios de comidas donde comer guisos. Premiados o no, seguramente nos dejarán con la sensación de que el viaje hasta las montañas cántabras ha merecido la pena.