Cocción Lentejas Pardinas Sin Remojo

Cuando lleve 1/2 hora cociendo le agregamos sal y pimienta al gusto y los trozos de patata. Dejamos que se cocinen poco a poco a temperatura media a lo largo de la siguiente media hora, quitando ocasionalmente con una cuchara de madera. Mi madre las preparaba casi todos cada miércoles en el momento en que era adolescente porque sabía que volvería a casa fallecida de hambre, ya que tras el colegio “habitual” debía ir al Instituto Español. Recuerdo claramente que al irme a la cama y ver las lentejas en remojo en un bol la noche previo, ya me daba pavor. La salsa en la que se cocinaban y la carne en sí estaban bien, pero no podía soportar las lentejas en sí.

Abraham García, un chef originario de Toledo pero enamorado de México, el Magreb y Extremo Oriente, aconseja poner imaginación en las preparaciones con lentejas, yendo alén de la apetecible chistorra o morcilla. En Viridiana, por servirnos de un ejemplo, realiza unas buscadas lentejas mestizas al curry que cocina de forma tradicional y completa con leche de coco, lemon grass y un curry colorado, “que intuía que iba a marchar realmente bien”. Antojo en tu cocina es un blog destinado a recetas para el día a día, perfecto para todas y cada una esas personas que desean comer bien sin gastarse más de lo necesario.

✅ Lenteja Pardina

En casa solo somos 2 pero hago para todo un regimiento. Suelo guardar mis lentejas en tápers particulares que entonces podemos guardarlos en el congelador. Además, las lentejas, no aportan nada de grasa y son saciantes, lo que nos asiste a evitar picar alimentos menos saludables antes de acostarnos. Para revisar que las lentejas están en buen estado, miraremos si están enteras, con colores brillantes y con una manera traje. Los tarros de conservas de lentejas los mantendremos de igual forma en un lugar fresco y seco, siempre teniendo en cuenta la fecha de consumo preferente. Resalta como cultivo por amoldarse a todo tipo de terrenos especialmente áridos, sufriendo bien las sequías, las temperaturas altas extremas y resistiendo las heladas nocturnas.

El tema es variar un tanto y como las lentejas aceptan casi cualquier vegetal u hortaliza, se prestan a hacer un guiso o potaje vegetal. Al igual que la previo es una receta realmente simple e inclusive lleva un poco menos de tiempo. No es extraño que esta preciada semilla sea de lo más habitual en nuestra dieta ya que pertence a los alimentos mucho más antiguos que el hombre conoce. Recordad que las legumbres son fundamentales en nuestra nutrición, es tal que con ellas es viable sustituir las proteínas de origen animal por las proteínas vegetales.

¡ Aquí Tienes Mi Libro De Recetas Habituales!

Hay que supervisar el fuego para que la cocción sea lenta y despacio. La sal hay que colocarla en cantidades moderadas y en el final de la cocción “para que no influya en el proceso”, según La cocina de las legumbres de la Fundació Alícia. “Si transporta chacina supervisar la sal todavía mucho más para no pasarse”, apunta el cocinero de Viridiana para el que gusto y exitación son una misma cosa.

Quizás las mejores lentejas que he comido hasta la actualidad. Tu blog siempre me salva, muchas gracias Alfonso, eres mi Arguiñano galego. Removemos con una cuchara de madera velozmente a fin de que no se queme.

MaribelMi comentario, que se encontraba medio comentado, era llenar este plato de ricas lentejas. Todo en crudo, incluso el aceite y el secreto algo de vinagre, con un tomate, cebolleta, zanahoria, laurel y perejil. Media hora antes de apagar le agrego unas pocas de algas, no demasiadas que dan bastante gusto. Las de “Porto Muiños” son muy ricas y con una gran variedad para elegir.

cocción lentejas pardinas sin remojo

Por ejemplo, Karlos Arguiñano las prepara con zanahoria, cebolla, dientes de ajo y chorizo, que introduce en la olla rápida con ¾ de litros de agua y una pizca de sal y cuece a lo largo de 8 minutos, según explica en La alegría de cocinar . Separe las lentejas de manera cuidadosa y enjuáguelas bien. Poner a hervir 4 tazas de agua en una cacerola y añadir de manera lenta 1 taza de lentejas. Reduzca el fuego hasta que hierva a fuego retardado. Cocinar hasta el momento en que las lentejas estén firmes pero cocidas.

Vuestros Consejos Para Unas Lentejas De Rechupete

Se comercializa en seco a granel o envasada, y también cocida al natural o con apariencia de platos preparados en conserva. La lenteja pardina se diferencia claramente de la mucho más genérica castellana, más grande y de color más claro, tirando a verdoso. Si tienes problemas de gases combina las legumbres con semillas de hinojo, comino o eneldo. También puedes cambiar el crujiente de lombarda y zanahoria por hinojo fresco. Aunque te pueda parecer mucha cantidad, contribuye mucha untuosidad al plato.

Las Mejores Recetas

No obstante debemos tener en consideración que las legumbres, al estar secas, pueden conservarse durante largos periodos de tiempo. Se cree que las primeras lentejas nacieron en zonas del actual Oriente Próximo, y ya eran un alimento muy apreciado por las viejas civilizaciones. En Egipto aun llegaron a tener valor prácticamente místico y se han encontrado restos en los enterramientos funerarios de faraones.

Removemos otra vez para que se junte todo bien, unos 3 minutos. Ubicamos las lentejas previamente remojadas repletas de agua en un cuenco o recipiente con tapa y lo llevamos al microondas a máxima capacidad durante 15 minutos. Si tienes dudadas sobre qué olla rápida comprar, en la esta web puedes conseguir una comparativa de las diferentes ollas express. En cualquier caso primero es conveniente lavar o enjuagar las lentejas para eliminar cualquier resto de mugre o polvo, y revisar si se ha colado algún agente extraño, como pequeñas piedras, singularmente cuando se compra al peso.

Incorporamos a la cacerola con las lentejas, removemos y cocemos cinco minutos mucho más. 350 g de lentejas pardinas, 2 dientes de ajo, 1 hoja de laurel, 1 cebolla, 3 zanahorias, 1 pimiento colorado pequeño 1 pimiento verde pequeño, agua o caldo, 1 cucharadita de pimentón dulce, pimienta negra y sal. 400 g de lentejas pardinas, 1 pimiento verde italiano, 1 patata, 1 zanahoria, 1/2 cebolla, 1 hoja de laurel, salsa perrins, 100 g de setas al gusto, 2 dientes de ajo, aceite de oliva, sal y pimienta. Mientras, cortamos en trozos menudos la zanahoria, el pimiento y la cebolla. Ponemos todo en una cacerola y cubrimos con agua suficiente para tapar y unos cuantos centímetros mucho más. Llevamos a ebullición y agregamos un diente de ajo y una hoja de laurel, y dejamos que todo cueza a lo largo de unos 30 minutos, a fuego lento, añadiendo más agua si fuera preciso.