Alcachofas Con Jamón Recetas De Rechupete

Así que cuando deseéis coger alcachofas fijaos en su dureza y el crujir de sus hojas, de esta forma vais a saber que su sabor y textura serán de primera. Según las vamos limpiando las ubicamos en un bol que contenga agua y el jugo del ½ limón para eludir que tomen un color parduzco. Si no les gusta el gusto ácido que le da el limón, podéis realizar el mismo proceso con perejil fresco y agua bien fría. Cualquiera de los 2 trucos ayudan a evitar la oxidación, el desarrollo que se produce al ingresar en contacto los fenoles que tiene la alcachofa con el oxígeno.

Para llevar a cabo estas alcachofas guisadas con jamón podemos reemplazar el jamón por unos taquitos de chorizo y añadir al guiso una punta de pimentón dulce. Mezcla bien y deja cocer en el transcurso de un par de minutos . Incorpora las alcachofas y dales un hervor a fin de que se mezclen bien los sabores. Comunmente no es necesario usar sal, siendo bastante con la que aporta el jamón.

Leave A Comment

Saltéalos en una sartén con algo de aceite y sal durante unos minutos a fuego medio-fuerte, hasta el momento en que veas que se doran levemente. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado tutoriales presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos todavía es mi enorme pasión. En esta web deseo hacer llegar contigo mi experiencia, para que gozes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete. En el centro de las alcachofas agregamos unas virutas de jamón y un chorrito de aceite. Salpimiéntalas a tu manera, más allá de que precaución con la sal por dado que después va a venir el jamón y aportará lo propio.

No es compatible las altas temperaturas, por ello jamás se cultiva en verano. Almacena mi nombre, e-mail y web en este navegador para la próxima vez que comente. En contestación a Josep junqueras.Muchas gracias por el comentario Josep.

Si Te Ha Dado Gusto Esta Receta O Tienes Alguna Duda De De Qué Manera Hacerla Deja Un Comentario

Sin embargo, si le añades un poco de jamón y unas alcachofas con apariencia de chips, el resultado es insuperable. En la sartén que estábamos utilizando, echa un chorrito de aceite y ve poniendo las alcachofas, salteándolas a fuego fuerte a fin de que se doren un poquitín, apenas 2-3 minutos. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web deseo comunicar contigo mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Retiramos del fuego y servimos rápidamente. Removemos y agregamos un tanto más de caldo si se espesa bastante. Cuando vuelva a hervir lo cocinamos a lo largo de unos 2 minutos. De aceite, 8 pedacitos de alcachofa hervida y la pimienta.

Hablamos de un plato de lo más sencillo, pero no por este motivo menos sabroso. Alcachofas con jamón, a mi juicio son dos artículos que combinan realmente bien, dando rincón a recetas muy sabrosas. Con anterioridad, ya habéis visto en el blog mi otra versión de las alcachofas con jamón pero con huevo, otra receta muy simple que elaboramos de manera similar si bien con distintos sabores. Pela el rabo, y por último corta el radical inferior de la alcachofa. En el instante en que esté listo, se echan las alcachofas y dejamos hasta el día de hoy en que pierda todo el agua que sueltan y se sofrían. Almacena esta receta para hallarla mucho más de manera fácil en el momento en que la quieras cocinar.

alcachofas con jamón recetas de rechupete

No debemos cocinar en demasía las alcachofas, tienes que quedar duritas en tanto que después seguiremos su cocción con la salsa. Limpiamos las alcachofas retirando las hojas exteriores más duras, dejando a la visión lo que sería el corazón. Limpiamos el tallo y cortamos cada alcachofa en 4. Karlos Arguiñano elabora alcachofas con jamón, una receta de alcachofas cocidas y acompañadas con jamón salteado.

Ingredientes Para La Receta Alcachofas Con Jamón (4 Personas)

Almacena mi nombre, e-e correo electrónico y web en este navegador para la próxima vez que comente. Tiene dentro el jamón y deja que se cocine todo junto unos cuantos minutos más. Al fin y al cabo, tenemos la posibilidad de decir que estamos en frente de una receta balanceada, ideal para aquellas personas que hacen dieta mediterránea. Añadir 200 ml del caldo de la cocción de las alcachofas o de la lata. Combinamos bien las alcachofas tostadas con la cebolla bien pochada y añadimos el jamón, dejando que se cocine, hasta el momento en que parezca jamón de York.

Recetas Baratas

Por eso, en cuanto llega su temporada, aprovechamos para cocer una aceptable cantidad, para tenerlas disponibles -en conservas y congeladas- a lo largo de todo el año. En una olla amplia y extensa calentamos 3 medidas de cuchara de aceite de oliva. Cuando esté listo agregamos las alcachofas en cuartos y las cocinamos hasta que vemos que comienzan a dorarse. Retiramos las alcachofas para un plato aparte, salamos y reservamos. No debemos cocinar en exceso las alcachofas, tienes que quedar duritas ya que después continuaremos su cocción con la salsa.

Elementos Para 4 Personas:

Incorporamos las alcachofas que contamos reservadas y el vino blanco. Cocinamos a lo largo de 3 o 4 minutos y añadimos el agua y las yemas desmenuzadas de los huevos ahora cocidos. Dejamos que el guiso de cocine durante 20 minutos a fuego medio, agitando la olla de vez en cuando. Una receta perfecta para disfrutar con los amigos o la familia un día festivo o para el menú semanal.